putumayo

Comunidad indígena de Putumayo dispone sus territorios para espacios de Paz

Posted on

nasa

Putumayo 14 de junio de 2016

Señor Presidente
JUAN MANUEL SANTOS

 
Señor
TIMOLEÓN JIMÉNEZ
Comandante Máximo de las FARC EP

Cordial saludo,

El suscrito gobernador del Cabildo Nasa Kwe´sx Kiwe, amparado por la ley 89 de 1890, la Ley 21 de 1991, convenio 169 de la OIT y el artículo 330 de la constitución política de 1991, en uso de sus facultades legales por medio del presente, les hace saber que la comunidad Nasa kwe´sx kiwe que hace parte de la Red Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – CONPAZ, en el marco de la asamblea general  realizada el día 21 de mayo del presente año,  evaluó el proceso de paz en lo relacionado con el punto de tres(3) fin del conflicto armado en Colombia y la búsqueda de una paz estable y duradera, acción que comprometen todo el territorio nacional, del cual hacen parte los  territorios ancestrales de las comunidad indígena y en el particular los territorios del pueblo Nasa kwe´sx kiwe “ubicados en el  departamento del Putumayo, municipio de Puerto Asís, corregimiento de Piñuña Blanco.

Ponemos en disposición  nuestros territorios, en calidad de Territorios de Paz. Esto con la finalidad de aportar a este momento importante en nuestro país y que nuestros territorios adquieran una categoría jurídica.

Creemos en la reconciliación basada en la verdad y la generosidad de todos y todas, por eso nuestros territorios están con sus habitantes listos a la construcción de la Paz en una democracia profunda de justicia ambiental y social.

Para mayor constancia se firma en el municipio de Puerto Asís, a los catorce (14) días del mes de junio de 2016

Quedamos atentos-as a su respuesta,

                                        __________________________

Gobernador Nasa Kwe´sx Kiwe

Anuncios

Nuestra Propuesta de Comisión de la verdad CONPAZ

Posted on Actualizado enn

Quien alguna vez comenzó a abrir

el abanico de la memoria

no alcanza jamás el fin de sus segmentos;

ninguna imagen lo satisface,

porque ha descubierto que puede desplegarse

y que la verdad reside entre sus pliegues. W.Benjamin

 

La paz no es un juego, la paz es un derecho, es un bien. No hay derecho a jugar con la esperanza con el presente y el futuro, tampoco es posible pensar en presente futuro con una sociedad cimentada en castillos de arena. La verdad es una base de una sociedad hacia la paz, puede ser un soporte de un proceso de reconciliación, pero ese derecho que sustentará políticas públicas del deber a la memoria no se encuentra aislado del derecho a la justicia, a la reparación integral  para asegurar la no repetición.

Hoy existes condiciones para abrir espacio a la solución al conflicto armado, pero el cese del fuego o la dejación de armas en ningún caso significa la paz, pues está debe estar sustentada en la verdad y en la justicia.

Todos los derechos están íntimamente relacionados, los contenidos de dichos derechos están y han sido alimentados desde la realidad de víctimas que como sujetos de derechos afirman y de hecho van consolidando las más de 22 comunidades que son parte de la Red Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ.

Si La magnitud que ha adquirido la violencia en Colombia no ha sido indiferente a las víctimas, aunque muchas de ellas, hayan desistido de esperar que sus derechos sean posibles en éste Estado de Derecho; incluso, con la gravedad que a la impunidad jurídica que demuestra la distancia entre la verdad procesal y la verdad real, se sume la impunidad social, que ha ido asegurando la indiferencia social y la amnesia colectiva. Una razón de más para afirmar que la paz no es un juego. Y éste deja de ser un juego artificioso para quienes detentan el poder, si asumen el reto de la verdad, el reto del esclarecimiento y del eventual procesamiento así al final la sociedad resuelva buscar fórmulas alternativas de derecho penal. Derecho penal que hace oídos sordos a las expresiones de justicia comunitaria o al derecho alternativo que concibe la pena más allá de un centro carcelario.

El derecho a la verdad, a la justicia y la reparación es real si cuenta con la participación y la actividad de víctimas siendo reconocidos de éste modo como sujetos de derecho por parte del Estado y de las guerrillas. CONPAZ es una construcción de 14 años que ha partido del deber de la memoria. Sin víctimas sujetos, sin sociedad activa no es posible afirmar un derecho, en éste caso, el de la verdad.

CONPAZ en desarrollo del proceso de conversaciones ha enviado sendas comunicaciones al gobierno del Presidente Santos, a las guerrillas de las FARC y del ELN para que discutan y asuman elementos sustanciales de sus apuestas y propuestas como salidas a las razones del conflicto armado. Poco se sabe de lo que ha sucedido con sus iniciativas frente al tema de los territorios, la minería extractiva, los derechos fundamentales, el derecho a alimentación, a la verdad, a la justicia y reparación. Se desconoce si las partes dialogantes han recibido, han discutido, y valorado sus propuestas.

Leer el resto de esta entrada »