colombia

Abolir los fueros para que la verdad y la justicia haga posible la paz

Posted on Actualizado enn

La Jurisdicción Especial de Paz para enfrentar la impunidad durante y con ocasión del conflicto armado, debe partir de la igualdad ante la ley, afirman la red de comunidades de víctimas, Comunidades Construyendo Paz, CONPAZ.

A través de una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, al Comandante Timoleón Jiménez de las FARC EP y al Comandante Nicolás Rodríguez del ELN, CONPAZ, a los tres años de inicio de las conversaciones realizan propuestas para desempantanar el tema de víctimas.

Ningún tipo de fueros, sean eclesiásticos, políticos, económicos o para magistrados, deben impedir el derecho a la verdad y la justicia a las victimas y la sociedad, por lo que CONPAZ propone su abolición para dar paso a la JEP.

La JEP que forma parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación, fue acordada el pasado 23 de septiembre con la prsencia de Santos y de Timoleón Jiménez en La Habana, fue objeto de un saboteo por parte del exmandatario Uribe y de los propios sectores del gobierno.

Para CONPAZ y otras organizaciones de víctimas, los planificadores, los instigadores y beneficiarios de la violencia, temen a la verdad, pues los militares y paramilitares, fueron ejecutores, recibieron órdenes y son los que en ocasiones se ponen como los chivos, mientras los factores de poder gozan de impunidad.

En la misiva las organizaciones de víctimas solicitan a los exmandatarios y a la clase dirigente, asumir con generosidad la igualdad ante la ley para asumir el reto de la verdad y el derecho reparativo.

Como se sabe una de ellas las razones para que el acuerdo sobre justicia no se haya dado a conocer es que sobre las 27 páginas de la JEP, la delegación del gobierno objeta el que este sistema para dar fin a la impunidad, pueda juzgar causas que se abran contra exmandatarios y el p3ropio presidente Santos.

En la comunicación pública proponen que  el gobierno en la mesa de exploración con el ELN, de a conocer el acuerdo de  justicia, para que se vayan armonizando los dos mesas de conversaciones.

Por otra parte, mientras esperan la respuesta de las partes, las comunidades proponen que en la mesa de La Habana, el gobierno y las FARC EP, constituyan una  comisión de trabajo con comunidades negras e indígenas, para que los acuerdos incluyan con claridad, la perspectiva étnica.

Lea aquí la carta de CONPAZ

Primera reacción a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, Convivencia y No repetición por CONPAZ

Posted on Actualizado enn

4a35f928-dc2e-4309-ad3a-215e8883672e

Varias localidades de Colombia, junio 15 de 2015

Presidente
Juan Manuel Santos

Señor
Timoleón Jiménez
Comandante de las FARC EP

Señor
Nicolás Rodríguez Bautista
Comandante del ELN

Ref. Primera reacción a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, Convivencia y No repetición (CV)

Reciban un cordial saludo.

Renueva nuestra esperanza en la construcción de una nueva democracia a la paz con justicia socio ambiental, los avances a los que han llegado parcialmente en la constitución de una Comisión de la Verdad en La Habana y deseamos que los disensos sean resueltos.

Valoramos  el que hayan tenido en cuenta aspectos de nuestra red de organizaciones y de otras víctimas y sobrevivientes.

Conociendo que el punto de la CV no está cerrado, que se requiere la discusión con el ELN y una legitimación con el conjunto de las víctimas, sobrevivientes y sus organizaciones es nuestra responsabilidad brindar unos primeros aportes sobre esta.

  1. Tal como ya lo hemos expresado en nuestra propuesta de Comisión de la Verdad (diciembre de 2013) y nuestra Asamblea Nacional (marzo de 2015) sostenemos que la verdad y reparación son un imperativo ético y las garantías de no repetición son fundamentales para poder hablar de una eventual justicia penal transicional.

      2.Garantías de no repetición base para la convivencia.

El derecho a la verdad no es un asunto de las víctimas, los sobrevivientes y los perpetradores sino de toda la sociedad.

 Enunciar la verdad desde las víctimas y escuchar a los responsables permitirá encontrarnos como seres humanos e identificar factores que han llevado a nuestra destrucción, factores que son necesarios  desestructurar para que sea posible la convivencia sin exclusión social y sin violencia, sin daños ambientales y con empresas  que respeten los derechos humanos y los derechos de los pueblos.

La misión de la CV hacia la convivencia definirá políticas públicas que enfrenten factores estructurales para asegurar su no repetición con reformas constitucionales por un congresito o una Asamblea Constituyente, en cualquiera de las fórmulas pedimos nuestra participación como CONPAZ.

  1. Dignificación de las víctimas.

La caracterización histórica y sociológica en el marco de interpretación del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho humanitario de los dramas y los relatos de las víctimas, posibilitara dimensionar claramente las responsabilidades estatales y las de los alzados en armas, y la de otros actores, sin simetría, previniendo la revictimización y la falseación de la realidad, la mentira, la tergiversación y el ocultamiento de los responsables y beneficiarios.

La dignificación será cierta y verdadera más allá de las palabras en unas políticas públicas de protección de los derechos a la libre expresión, a la libre asociación en movimientos y apuestas políticas, en una educación y salud integral; en políticas que posibiliten el uso y disfrute de los territorios y la protección de todas las fuentes de vida, ríos y mares, páramos y bosques, animales y bosques; democratización de la posesión y medio de información entre otros, un país justo dignificará a las víctimas; brillará la verdad si hay garantías de retorno, de reubicación y de regreso para los exiliados.

  1. La verdad de las víctimas y la verdad en el derecho penal público.

El marco interpretativo en contexto acompasara la verdad de las víctimas con la verdad que de deriva de su interpretación en el derecho penal público internacional,  permitiendo a nosotros  y a la sociedad en su conjunto, reconocer las razones y las sinrazones de nuestra violencia, identificando la existencia de crímenes de lesa humanidad como lo que ha ocurrido con nuestros desaparecidos forzados,  las brechas existentes frente al espíritu de lo que es un Estado Socio Ambiental de Derecho y las eventuales reformas necesarias en lo legal y otros campos para la construcción de una cultura de paz socio ambiental.

5. La verdad y la justicia transicional.

Ni leyes, ni doctrinas, ni cárceles abrirán el ambiente y el paso  la justicia transicional restauradora y reparadora. Si hay verdad y proyectos reparativos es aplicable la justicia penal especial hacia la paz. La enunciación sincera de la verdad por parte de  los responsables  directos y sus planificadores y beneficiarios podrá fundar un sistema penal alternativo  al punitivo carcelarío para dar paso al restaurativo del responsable victimario y reparador para las víctimas.

La cárcel no es salida humana ni humanizadora. Así, tenemos propuestas de sustitución de la pena carcelería en nuestros territorios con la escucha y participación en las dinámicas comunitarias, servicio social comunitario, participación en las cátedras universitarias, recolección del agua, caminatas ambientales que pueden ser verificados por autoridades morales.

Esto implica una adecuada Comisión de la Verdad y la creación de 12 universidades de la paz en conformidad con las 12 regiones de trabajo de la Comisión de la Verdad.
Implica quizás el creer que hay un código restitutivo y restaurativo de los responsables y de las víctimas que no se logra en la cárcel si en la convivencia digna y respetuosa en los territorios.

La mentira cimentara nuevas fases de violencia, la verdad deberá corregir prácticas y doctrinas criminales que sostienen la injusticia y la antidemocracia.

6. La Verdad  base ética para un proyecto de democracia con un buen existir.

El respeto de los responsables de la violencia y sus diversos actores a las víctimas con el reconocimiento de sus responsabilidades, podrá contribuir a una cultura política para un proyecto de país que  enfrente causas y raíces descritos entre otros en los documentos de las Comisión Histórica del origen del conflicto armado, el Nunca Más, los informes de la Comisión Ética de la Verdad, entre otros.

La verdad no puede ser solo verbalizada requiere gestos y expresiones concretas. Si los responsables de las desapariciones forzadas expresan los lugares dónde se encuentran los restos de nuestros desaparecidos e indican, qué hicieron con ellos o quiénes ordenaron y se beneficiaron de este crimen, harán factible la discusión de la justicia restaurativa y restitutiva.

Los despojadores deberán, por ejemplo, entregar la tierra o los territorios, y estar en los territorios despojados para su restauración, sobra base del reconocimiento de la verdad y de identificación de los motivos y motivadores del despojo y la violencia.

En este mismo sentido,  es importante el reconocimiento de los daños causados en bosques, flora, fauna, aguas allanará elementos para el nuevo Pacto Socio Ambiental que debe fundamentar la paz.

Creemos que la verdad plena nos dignifica, permite al victimario dimensionar los efectos directos de lo que nos causaron y a nosotros desarrollar mecanismos no humillantes de una nueva relación con el victimario en el proceso de su reconstrucción con la comunidad o las víctimas.

Éste sistema solo será aplicable si hay voluntad de los responsables, de lo contrario, deben ser procesados por el código penal vigente o las Cortes Penales Internacionales y si el gobierno asume financieramente los aspecto logísticos que desbordan las capacidades materiales de las comunidades.

  1. La verdad y la Paz Territorial.

Como hemos planteado la CV debería sesionar en 12 regiones incluyendo a los exiliados,  teniendo en cuenta las afecciones diferenciales  étnico territorial, etitario, género y medio ambiente, y los privados de la libertad de todas las partes en las cárceles.

La sesión de CV con audiencias debe realizarse en las 12 regiones en sedes físicas en 12 comunidades rurales, en las que hemos ofrecido la tierra y algunas infraestructuras, asociada al inicio de las Universidades de la Paz de la que ya tenemos currículos y presupuestos básicos. Y como parte de un plan escolar desde las guarderías, la primaria, la secundaria y las materias transversales en la educación superior en la que participarían comunidades, víctimas y sobrevivientes y responsables directos e indirectos.

En este mismo sentido, propusimos que  las frecuencias de FM que son radio pública de la policía y las Fuerzas Militares se fundan en una sola, y las frecuencias sobrantes y equipos  sean asignadas a nuestras comunidades y organizaciones, y con  financiación para el servicio de la CV pero luego  como mecanismo de reparación social para las víctimas. Asimismo debe ocurrir con la asignación de canales de televisión comunitaria y regional para la CV y que serán administradas por las organizaciones de víctimas.

Todo esto será realizable si la propiedad del suelo y el subsuelo es reconocida como bien de la humanidad, reconocido como bien habitado y protegido por comunidades negras, indígenas, mestizos, afromestizos, productoras de bien ambiental, de bien alimentario, de bien reproductor de las fuentes de vidas.

Reiteramos nuestra solicitud para que se nos autorice un diálogo con el Alto Comisionado para la Paz, militares activos y el general Rito Alejo del Río Rojas, la delegación de Paz de las FARC EP, y  la comisión de exploración del ELN para dar a conocer aspectos concretos sobre el deber de la memoria y el derecho a la verdad y su acompasamiento con la justicia reparativa y restaurativa, en casos concretos. En nuestras propuestas se supera el sentido de la cárcel que no es dignificador ni de los responsables ni de las víctimas. Creemos que la justicia no es la cárcel es la verdad plena con mecanismos de sanción restaurador del victimario y reparador de las víctimas

Mientras es posible que exista un cese bilateral del fuego y de hostilidades para evitar daños irreparables a nosotros, a los combatientes de las partes, y al ambiente y se desmonte el paramilitarismo de antaño, a sus nuevas formas y la continuidad de la criminalización del movimiento de víctimas, social, ambiental y ecologista, esperamos que está tercera carta  sea asumida como un aporte en la construcción hacia la paz.

Agradeciendo su respuesta,

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios

Carta de comunidades CONPAZ al Papa Francisco

Posted on Actualizado enn

Diversos lugares rurales de Colombia, 6 abril de 2015

Papa

FRANCISCO

Sede Vaticana

Reciba un fraterno y respetuoso  saludo.

 Escribimos está páginas con alegría  en memoria de nuestros torturados, asesinados, desaparecidos forzados, desplazados y despojados, de los perseguidos judicialmente de manera injusta y de los condenados por montajes judiciales, que no pueden estar con nosotros.

Señor Papa, hemos y seguimos padeciendo la violencia con balas y bombardeos, con ametrallamientos y enfrentamientos armados, la violencia con hambre que nace de la exclusión, la violencia por empresas privadas que destruyen nuestros aguas, nuestros bosques, nuestros animales, para producir bienes y mercancía que el mundo de unos pocos requiere para demostrar su poder o para seguir ambicionando, somos víctimas de las burlas de la ley y del derecho, incluyendo el derecho internacional.

A pesar que llevamos en nuestra memoria ese sufrimiento, también gozamos la vida, tomamos fuerza de nuestras convicciones espirituales por un mundo distinto, pintamos en colores, cantamos, bailamos y proponemos  otra forma de desarrollo sobre la base del bien común de la humanidad y de nuestro planeta. En la guerra hemos construido propuestas de humanitarias en conformidad con el derecho internacional, hemos presentado  al gobierno del presidente Juan Manuel Santos y  a las guerrillas de las FARC EP y del ELN nuestras propuestas sobre la verdad y la justicia, creemos que la justicia no nace de la cárcel si no de la humanización y rectificación ética, como se lo hemos planteando a los militares, el derecho debe nacer de la fuerza ética y no del uso del poder dominante.

 Nosotros desde hace 15 años conformamos la Red de Alternativas con las Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora, las víctimas de la Tortura en Chile, las víctimas del Franquismo, y en Colombia, Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ, ellas y ellos junto con 23 comunidades y organizaciones han venido a nuestra comunidades; hemos contado con el apoyo del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel en nuestra propuesta de Comisión.

Su venida a Colombia es muy positiva, mucho más cuando en su escrito ha colocado en el centro a nosotros las víctimas, y cuando se expresa claramente que estamos en un proceso a la paz, que no termina con unos acuerdos sino que nace cuando haya justicia y otra democracia. “Venimos construyendo alternativas de paz con un único objetivo en el que usted, nosotras y nosotros coincidimos   lograr “una sociedad más justa y fraterna: una sociedad en paz”.

Lo invitamos a cualquiera de los 130 territorios en donde habitamos indígenas, negros y mestizos, usted puede escoger con Monseñor Luis Augusto Castro y Monseñor Ettore Balestrero, el lugar más conveniente en su agenda, solo necesitamos 45 minutos para que nos pueda oír, a alguno de los territorios que elija, estará la comunidad local que forma parte de CONPAZ y nuestra junta directiva

Todos somos sujetos empobrecidos y violentados, pero con mucha esperanza y alegría, le recibiremos con lo mejor que tenemos, nosotros a pesar que se habla de paz, seguimos siendo victimizados pero proponemos salidas al Estado y  a la sociedad, pues la muerte no tiene la última palabra.

En los próximos días le haremos llegar un reporte fotográfico para que tenga otros elementos de juicio para su eventual elección del lugar de nuestra invitación.

Nos atrevemos a plantear quizás por una relativa facilidad para su desplazamiento aéreo  y terrestre que pueda llegar al Espacio Humanitario  Calle San Francisco en Buenaventura,  como hemos llamado este lugar en memoria de Francisco de Asís. Allí fueron ejecutados y desmembrados personas, enfrente de niñas y de niños, y como todos los de CONPAZ, dijimos: NO MÁS! Y pacíficamente sacamos a esos armados del lugar para evitar el reclutamiento de nuestros hijos a las armas, a la prostitución y a la cadena de muerte del alma y del cuerpo,

En el Espacio Humanitario en esos 45 minutos podrá observar los efectos de unas conversaciones de paz que no cambia el modelo de desarrollo, que niegan los mínimos vitales a los seres humanos, y la reproducción de las fuentes de vida de la creación; podrá escucharnos en 20 minutos sobre verdades ocultadas o negadas y recibir unos cortos testimonios de lo vivido y de la esperanza, los restantes minutos 25 serán para que usted nos pregunte, nos ausculte.

Francisco, ojalá sea posible que nos escuche, somos parte de los 6 millones de víctimas de la violencia de nuestro país, somos de diversas regiones de Colombia, víctimas de Estado y víctimas del conflicto armado, víctimas de un modelo de desarrollo,   su escucha será importante para sus pronunciamientos pastorales. Estamos seguras y seguros  que si usted nos oye, nuestros dirigentes y mandatarios, los empresarios nacionales e internacionales, escucharan; su escucha hará posible que nuestro  mensaje que sale  como un grito y un clamor hasta el cielo será tenido en cuenta para cimentar otra Colombia en paz, la Colombia que nace de la justicia social y ambiental.

De toda consideración,

COMUNIDADES CONSTRUYENDO PAZ EN LOS TERRITORIOS

Declaración Asamblea Nacional de Red de Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ  

Posted on Actualizado enn

En el marco de la celebración de nuestros primeros 15 años como red de organizaciones y comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ, realizamos nuestra primera Asamblea Nacional con la participación de más de 119 procesos rurales de 11 departamentos de Colombia con la finalidad de analizar el estado de las conversaciones entre el gobierno que preside Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC EP, los avances en la exploración para la mesa con ELN, y la situación con el EPL, así como, las propuestas del Movimiento Social por la Paz con Justicia Socio Ambiental.

IMG_20150224_104921

Nuestra asamblea la convocamos con los 18 años de la conmemoración de la Operación Génesis de la brigada 17, ocurrida desde el 24 hasta el 28 de febrero de 1997, con un año más del asesinato de Marino López, Gilberto Daza, y de Demetrio López.

Nuestra discusión se inició horas antes de la 33 ronda en La Habana, de la presencia de Kofi Annan en Colombia, del nombramiento de Bernard Aronson, como delegado Especial del gobierno de Estados Unidos para el proceso de paz, de la presentación del Segundo Informe de la Veeduría del Frente Amplio por la Paz, del reconocimiento de las FARC EP de la presencia de menos de una veintena de niños en sus filas, de la continuidad de la exploración del gobierno y el ELN, de la propuesta del expresidente, César Gaviria, de una ampliación de la justicia transicional para actores políticos y empresariales; del conocimiento de los Informes de la Comisión Histórica de los orígenes del conflicto armado, del debate sobre un Plan Nacional de Desarrollo con el mantenimiento de inversiones grandísimas a las fuerzas militares, y de una política agraria que no fortalece las iniciativas rurales productivas, ni las de protección de las fuentes de vida como el agua, los páramos, los bosques, y que sostiene un modelo agroindustrial y extractivista, discutimos nuestras propuestas del deber a la memoria y el derecho a la verdad y la justicia en los territorios.

Estas son nuestras conclusiones, comprendiendo la diferencia de responsabilidades históricas, éticas y políticas del Estado, empresarios y políticos e iglesias y las guerrillas; asumiendo de que se deben conocer y reconocer las responsabilidades frente a nosotros las víctimas, pero también, a la dignidad de todos y todas, incluyendo a los combatientes.

IMG_20150224_104659

Partimos de una constatación, que para nosotros las víctimas no ha existido justicia penal, es más, el aparato judicial nos ha perseguido y hasta encarcelados injustamente, y ha contrubuido en muchas ocasiones a la injusticia socio ambiental.

1. A pesar de los avances en tres puntos de las conversaciones en La Habana, y del reconocimiento de que las víctimas estamos en el centro de los acuerdos, no vemos una actitud coherente de reconocimiento y discusión de nuestras propuestas por parte del Estado por la continuidad de señalamientos, de amenazas de muertes, del despojo, de operaciones empresariales contra nuestros derechos y los del ambiente y la naturaleza, y toda una legislación en contravía de una democracia social y ambiental del respeto a los derechos de las víctimas como el fuero militar.

2. Un proceso integral de solución al conflicto armado supone se acompasen las conversaciones con la guerrilla de las FARC EP y el ELN, y se defina qué sucede con el EPL.

3. Damos fe del cumplimiento del cese unilateral por parte de la guerrilla de las FARC EP y de su impacto positivo sobre nuestras comunidades, a pesar de la militarización que mantiene la fuerza pública, tal como, lo hemos expresado en el Frente Amplio por la Paz, del que somos parte.

La militarización territorial infunde zozobra y terror, por lo que vemos importante se inicien las conversaciones la guerrilla del ELN y el gobierno, y se de paso a un cese bilateral del fuego.

4. El cambio de actitud de algunos integrantes de la fuerza pública en zonas de conflicto queda en entre dicho con señalamientos, con persecución y actuación de sus integrantes en montajes judiciales contra nosotros, y mucho más, cuando observamos la complicidad, acción y omisión de estructuras estatales, políticas y empresariales con la estrategia paramilitar.

5. Mientras se habla de la paz territorial algunos de nuestros territorios han sido concesionados a empresas mineras con militarización, desconociendo el derecho a la consulta y el consentimiento, profundizando conflictos sociales, ambientales por el arrasamiento, ocupación, con limitación de nuestro derecho a la libre locomoción, a la protección del ambiente y de las fuentes de vida.

5.La solución del conflicto armado está permitiendo la creación de nuevos mecanismos de reparación y de derecho reparativo como ha sido el reconocimiento de responsabilidad de las FARC EP en el caso de 85 víctimas de Bojayá, el ser testigos de este proceso nos alienta en propuestas y fórmulas de salida.

6. Es de importancia fundamental a pesar de las diferencias y las contradicciones, el informe de la Comisión Histórica, para exigir el derecho a la verdad y el deber de la memoria. Coincidimos con algunos de los expertos que expresan e identifican las causas de lo que hemos vivido, de lo que hemos padecido, de responsables y responsabilidades, que se han pretendido negar, ocultar y tergiversar para mantener su anonimato como políticos, empresarios y actores internacionales.

7.Hoy después de 15 años de haber empezado a construir nuestra propuesta de Comisión de la Verdad, debemos reiterar que esta iniciativa debe articularse con los asuntos judiciales y por tal razón, tener un carácter judicial reparativo, apoyar en la identificación de responsabilidades individuales, en la identificación de mecanismos de reparación de los participantes en las hostilidades, de los planificadores y de los beneficiarios de la violencia, así como proponer modificaciones institucionales (doctrina militar, aparato judicial y código penal, desarrollo sostenible del bien común) para cimentar la paz con desarrollo humano y un nuevo modelo de justicia penal.

8.Nuestra propuesta de Comisión de la Verdad para la no repetición tiene como propósito fortalecer el sentido regional de la paz, por eso sugerimos 11 regiones en las cuales, esta debe desarrollar su misión con acciones públicas de reconocimiento, acceso a medios de información que asumirían líneas de trabajo en el deber de la memoria con programas televisivos y radiales en canales que quedarían en administración y bajo responsabilidad de las comunidades

La dramática tragedia de los familiares de los desaparecidos forzados, de los grupos étnico territoriales, las afecciones específicas de mujeres y de niños, así como, los daños ambientales nos lleva a proponer un desarrollo de la Misión de la Comisión de la Verdad con Subcomisiones con esta perspectiva; su período de tiempo comprende dos ciclos desde 1962 a 1978 y desde 1978 hasta la firma de los acuerdos; y el marco general de los casos son crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

9.Nosotros y nosotras asumimos la Justicia transicional más allá de un proceso judicial como un proceso que garantice la no repetición de la violencia, de sus causas, con una profunda satisfacción del derecho a la verdad y a la reparación, con la garantía de no repetición, que supone modificaciones institucionales, entre ellos la doctrina militar, y la incautación y devolución de la riqueza y poder político protegidos o acumulados con la violencia, de esta manera comprende que hay responsabilidades diferenciadas, que una cosa es delinquir a nombre de la democracia y otra alzarse en armas contra lo que se considera como un orden injusto.

9.Si la justicia transicional es para la no repetición esta se debe basar en la verdad real a través de una Comisión de Verdad y un aparato judicial eficaz e independiente que posibilite el esclarecimiento y reconocimiento de las responsabilidades de actores armados, de actores privados, de otros actores públicos (empresas mediáticas, iglesias) y que establezca mecanismos de reparación integral con intervención sobre bienes y riqueza, actos de reconocimiento, proyectos pedagógicos, monumentos y casas de la memoria, universidades rurales por la paz y la reconciliación y una política pública basada en un nuevo Pacto Socio Ambiental.

10. Esa justicia transicional en lo penal, no la entendemos como penas privativas de la libertad en centros carcelarios, pues las cárceles, no aleccionan, profundizan la indignidad, reflejan las diferencias sociales que existen en nuestro país. Nosotros asumimos el derecho a la justicia como un derecho restaurador como el desarrollo de mecanismos de humanización, de dignificación de las víctimas que posibilitan la reconstrucción del victimario material y del victimario que piensa, que planifica y que se beneficia para proteger, para acumular, o para asegurar sus inversiones.

11. Nuestra propuesta es que haya investigación penal eficaz con sanción bajo la jurisdicción nacional en conformidad con el derecho internacional por un tribunal independiente, fruto de una reforma estructural del aparato y modelo de justicia  y en que la sanción carcelaria sea sustituida y homologada por mecanismos comunitarios no vengativos sino restaurativos de la dignidad de los victimarios que se indignificaron con la comisión de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra contra nuestras comunidades.

Leer el resto de esta entrada »

Acuerdo especial, una experiencia de Cese bilateral

Posted on Actualizado enn

Presidente, podemos ser tan bellos en la paz como el juego de nuestra selección, Acuerdo Especial, una experiencia de Cese Bilateral

santos (1)

Bogotá, D.C. agosto 1 de 2014

Señor

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN

Presidente de la República de Colombia

Ciudad

 Ref: Solicitud de generosidad  y de evocación al humanismo

Reciba un saludo respetuoso y con mucha esperanza en memoria de nuestros torturados, desaparecidos, asesinados, desplazados de nuestras más de 110 comunidades y familiares de víctimas con las que desde hace 14 años estamos construyendo propuestas de paz con justicia, reciba este saludo en la memoria de nuestros paisajes, riqueza biológica, aguas, que están en riesgo por operaciones empresariales que no piensan si no en la acumulación, especies vivas que también han sufrido y padecen la guerra.

Los resultados de la selección Colombia en el mundial  han sido históricos y usted señor presidente los ha colocado como motivación para los legisladores para el país. El juego armónico, el esfuerzo individual y colectivo, la expresión técnica y la estética de nuestro equipo de fútbol, nos ha llenado de alegría y esperanza, de ilusiones y sueños, y a pesar de las riñas y de los lamentables muertes e nuestros país, hechos que esperamos no se repitan, nos ha demostrado, que es posible arriesgar y es necesario la generosidad y la humildad, como lo indican todos los jugadores de nuestra selección.

Quizás ha llegado el momento de dar un viraje a las conversaciones, y ese viraje es parar la guerra, la confrontación e iniciar una fase de expresiones humanitarias, que incluirían a militares, policías, guerrilleros, y a nosotros los civiles.

Levantarse de la mesa y no iniciar conversaciones con el ELN y el EPL será nefasto para nuestro presente y futuro.  Dialogar en medio de la confrontación fue la apuesta, hoy tomar la decisión de cambiar, no expresa debilidad, expresa una posición ética que hará más expedita la construcción de la solución del conflicto armado.

Presidente, tenemos que ser realistas, ni las fuerzas militares van a acabar con la guerrilla, ni la guerrilla va a ser derrotada así, estas semanas de hechos violentos demuestran, que hay que dar otro salto, que hará exigible éticamente el parar este desangre.

EL Acuerdo Especial es un imperativo ético, del que ya había hablado Colombianas y Colombianos por la Paz, para hacer cercana la realidad del cese del conflicto armado Los que creen en que solo por la fuerza se va a terminar el conflicto, no van a creer nunca en el diálogo, nunca se les convencerá, mucho menos, después de estas elecciones recientes, por eso, arriesgarse por el cese bilateral es un signo de convicción;  tenemos que decirles que ganará el humanismo, la sensibilidad por ser mejores hombres y mujeres en el bien común, sin permitir más sufrimiento innecesario.

Dejar de lado esas consideraciones falsas de que el Acuerdo Especial va a posibilitar zonas de despeje como el Caguán o “Repúblicas independientes” nos llevará a todos a creer que por encima de los éxitos militares, en el tiempo del camino hacia  la paz, están los éxitos de la vida. ¿de qué sirven más éxitos militares y, heridos o muertos en combate?, ¿de qué sirven más guerrilleros heridos o muertos?, ¿De qué sirven los éxitos militares con más habitantes rurales muertos, heridos, enfermos en el alma?

Nosotras y nosotros, como los cerca de ocho millones de colombianas y colombianos que votamos por la paz, dejamos de lado nuestras apuestas propias por un propósito mayor. Hoy desde esa responsabilidad que nos compete como sujetos de derechos,  debemos expresarle que como lo hizo Mandela en Sudáfrica, interpretando el significado del fútbol como un sentimiento de unidad en una nación fragmentada por la discriminación y el apartheid, lo invitamos, señor Presidente, a dar un paso, que reclamamos los que padecemos día a día la guerra, los que estamos en el campo, no los que habitan en las ciudades donde se viven otros tormentos.

Así que una decisión ética, posible y que estamos seguros, entienden los militares y policías que arriesgan su vida en los territorios, y también, lo entienden los guerrilleros, y que nos beneficiaría  a los que habitamos en nuestros territorios afrodescendientes, indígenas y campesino-mestizos y mulatos, es iniciar un Acuerdo Especial que concrete aplicaciones del derecho humanitario. El Acuerdo Especial posibilitará un cese bilateral de hostilidades verificable.

Este cese bilateral puede ser gradual y empezarse en uno de los territorios donde habitamos cualquiera de nuestras 110 comunidades con veeduría comunitaria e institucional civil.

Este Acuerdo Especial  los compromete a todos a hacer creíbles sus palabras y la búsqueda de la paz, a las FARC, al ELN, al EPL y por supuesto a la fuerza pública. Dialogar en la guerra significará siempre más muertos o heridos de los combatientes, más muertos, más heridos y más desplzados por la continuidad del conflicto.

Necesitamos que nos ahorren más zozobra y sufrimiento, incluso, más muertos. Ya hemos dirigido comunicaciones en este sentido, como lo han hecho también otros colectivos, tanto a usted como a las guerrillas de las FARC, el ELN y el EPL, con propuestas detalladas en este tema tan sensible e importante.

Reiteramos que escoja alguno de los territorios de nuestras comunidades, en donde seguimos experimentando el conflicto armado e iniciemos la búsqueda para concretar el cese bilateral

Consideramos que no es tan difícil, Señor Presidente, y sería la oportunidad de unir esperanzas, como las que da el fútbol, pero también el ciclismo, el atletismo, el bicicross y la necesidad de la paz con justicia.

Este sería, Señor Presidente, un paso muy importante y lo hacemos en coherencia con lo que usted expresó el día de su reelección, que iba a realizar cambios y ajustes, respetuosamente, esto sería una importante manifestación en ese sentido.

Con esperanza, esperamos su respuesta,

 Comunidades Construyendo Paz en Los Territorios -CONPAZ-

Asociación Agroecológica Esther Cayapú, ASOESCA, Trujillo, Valle.

Asociación Agroecológica de familiares de víctimas de Playa Rica – ASAVIP – Trujillo, Valle.

Asociación Agroecológica Koinonía – ASOKOINONÍA, Trujillo, Valle.

Asociación Campesina Agroecológica Huerto Renacer, Sucre, Cauca.

Asociación Campesina en la memoria de Dumar Aljure, Mapiripán, Meta.

Asociación Consejo Regional del Pueblo Nasa del Putumayo-KWE’SX KSXA’W constituido por:

RESG. KIWNAS ÇXHAB (ALTO LORENZO), Puerto Asís.

CABILDO NASA ÇXHAB, Puerto Asís.

RESG. SEK KAANXI THÄ’ KIWE (ALPES ORIENTALES), Puerto Caicedo.

RESG. KITE KIWE (LA FLORESTA-ALTO COQUETO), Puerto Caicedo.

RESG. CAMPO ALEGRE, Villagarzón.

RESG. SANTA ROSA DE JUANAMBU, Villagarzón.

RESG. JERUSALEN, Villagarzón.

RESG. SAN LUIS ALTO PICUDITO, Villagarzón.

RESG. JXKASE KIWE (EL DESCANSO), Puerto Guzmán.

RESG. YU’ UKWE KIWE (AGUADITAS), Puerto Guzmán.

RESG. TXITX UKWE KIWE (PORVENIR – LA  BARRIALOSA), Puerto Guzmán.

LA FLORIDA, Mocoa. CABILDO NASA UH(LOS GAVILANES), Nariño.

CABILDO NASA FXI’W (LA LIBERTAD), Puerto Asís.

CABILDO KIWE NXUSXA (LAS DELICIAS), Puerto Asís.

CABILDO YU’ ÇXIHME (EL LIBANO), Puerto Caicedo.

CABILDO TKUYMATEWE’SX, Orito.

CABILDO ALTO SINAI, Villagarzón.

CABILDO CERRO GUADUA, Puerto Guzmán.

CABILDO KSXA’W NASA (ALTO DANUBIO), Puerto Asís.

ALTO SUSPIZACHA, Piamonte – Cauca.

CABILDO YU’KH ZXIÇXKWE (SELVA HERMOSA), Puerto Caicedo.

CABILDO KIWE U’KWE, Puerto Caicedo.

CABILDO KWE’SX TATA WALA, Puerto Caicedo.

CABILDO PKID KIWE (LOS GUAYABALES), Puerto Caicedo.

CABILDO KWE’SX NASA ÇXAYU’ÇE (ALTO COQUETO).

CABILDO SA’T TAMA, Puerto Asís.

CABILDO KWE’SX KIWE KSXA’W, Puerto Asís.

CABILDO YU’ LUUÇX – LAS MINAS, Puerto Asís.

CABILDO KWE’SX NASA ÇXAYU’ÇE (ALTO COQUETO), Puerto Caicedo.

CABILDO KIWE ZXIÇXKWE (TIERRA LINDA), Valle del Guamuez.

CABILDO KIWE U’SE (NUEVA PALESTINA), Valle del Guamuez.

Cabildo KWE’SX KIWE, Orito.

CABILDO NASA KIWE, Puerto Leguízamo.

CABILDO ÇXHAB WALA, Villagarzón.

CABILDO THÄ’ TADX KIWE (LOMA REDONDA), Villagarzón.

CABILDO KJWEN TAMA LUUÇXWE’SX (HIJOS DE JUAN TAMA), Mocoa.

JUAN TAMA, Puerto Guzmán.

MÜHM KIWE (LOS GUADUALES), Puerto Guzmán.

Asociación de Desarrollo Integral Sostenible Perla Amazónica “Adispa”, Puerto Asís Putumayo,  constituida por:

Asociación Campesina de Desarrollo Sostenible de San Salvador “ASCADES”.

Asociación de Productores y Procesadores Camino al Futuro “ASPROCAF, Toaya.

Juventud Raíces de Dignidad. Perla Amazónica “JURADIPA”.

Grupo Asociativo Sueños de Esperanza, Puerto Playa.

Mujeres Semilleros de Paz, Vereda la piña.

Asociación de productores y Procesadores Semillas de Paz “ASPROSEPAZ”, Bajo Cuembí.

22 Juntas de Acción Comunal de la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica, constituida por:         

Puerto playa.

Guadalupe.

Toayá.

Bajo Cuembí.

Agualongo.

Angosturas.

Camios.

Chufilla.

Bel

Buen Samaritano

Comandante

La Rosa

Sevilla

Bajo Mansoya

Baldío

Bocana del Cuembí

La Piña.

La Frontera.

La Española.

Bajo Lorenzo

San Salvador.

Juvenil.

Asociación de Familias víctimas de desplazamiento forzado de Argelia, Cauca.

Asociación de Familias víctimas de ejecuciones extrajudiciales “Sembradores de Paz”,  San Antonio, Inza, Cauca.

Asociación de Productores y Procesadores “Camino al Futuro”, ASPROCAF, Puerto Asís, Putumayo.

Asociación de Productores Campesinos, (ASOPROC) Zona Bananera Magdalena.

Asociación de Trabajadores del Campo (ASOTRACAMPO), Galapa – Atlántico.

Asociación de Víctimas de la Violencia de Rio Sucio, CLAMORES, Municipio de Turbo, Antioquia.

Comunidad Civil de Vida y Paz, CIVIPAZ, municipio de El Castillo, Meta.

Comunidad de Vida y Trabajo “ La Balsita”, municipio de Dabeiba, Antioquia.

Comunidades de Autodeterminación Vida y Dignidad, CAVIDA, municipio Riosucio, Chocó.

Comunidades de Santa Rosa del Limón y Vigía del Curvaradó, Carmen del Darién, Chocó.

Consejo Comunitario y Biodiverso El Porvenir del Bajo Calima, Buenaventura, Vallle.

Consejo Comunitario del Río Naya.

Consejo Comunitario del Río Jiguamiandó.

Consejo Comunitario La Gloria, Buenaventura.

Consejo Comunitario La esperanza, Buenaventura.

Espacio Humanitario Puente Nayero, La Playita-Buenaventura.

Familia Martínez, Finca la Alemania, municipio de San Onofre, Sucre.

Familia Mausa, Blanquicet y Municipio Carmen de Bolívar, Bolívar.

Familias de los Consejos Comunitarios que habitan en Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de Curvaradó y Jiguamiandó, municipio Carmen del Darién, Chocó.

Familias del Consejo Comunitario de Bijao, Onofre en Pedeguita y Mansilla.

Familias del Consejo Comunitario La Caucana, Buenaventura.

Familias del Consejo Comunitario de Nueva Unión en Pedeguita y Mansilla.

Fundación de Desplazados y Personas Vulnerables(FUNDAPAD) Zona Bananera – Magdalena.

Pueblo Kamentsá Valle de Sibundoy, Putumayo.

Resguardo Humanitario Ambiental – Urada Jiguamiandó, So Bia Drua, Pueblo Embera, municipio Carmen del Darién, Chocó.

Resguardo Humanitario y Biodiverso Santa Rosa Guayacán Pueblo Nonam, Buenaventura, Valle.

Zonas de Biodiversidad “Grupo Porvenir”, Puerto Asís, Putumayo.

COMUNIDADES CONSTRUYENDO PAZ EN LOS TERRITORIOS

Correo – comunidadesconstruyendopaz@gmail.com

Twitter:contapaz_