proceso de paz

EL TERRITORIO, TU FAMILIA, TU COMUNIDAD TE HACE PRESENTE, TE SEGUIMOS BUSCANDO Y TE VAMOS A ENCONTRAR.

Posted on

Foto: Encuentro por la verdad, Palestina, Huila. Agosto 14.

HACE 38 AÑOS,TULIO ENRIQUE CHIMONJA, CAMPESINO, PADRE DE 7 HIJOS FUE DESAPARECIDO, HOY SON 38 AÑOS DE BÚSQUEDA, 38 AÑOS DE MEMORIA,38 AÑOS TEJIENDO TERRITORIOS SIN DESAPARECID@S.

Desde el amanecer del 4 de septiembre de 1983, la familia Chimonja Coy y la Zona de Biodiversidad La Esperanza son sinónimo de memoria viva, verdad que sana, libera y persistencia en la búsqueda hasta encontrarlos.

Hoy en el aniversario 38 de la ausencia física de nuestro papá, abrazamos en gratitud a todas y todos los buscadores en Colombia y en el mundo, gracias Madres Plaza de Mayo Línea Fundadora, gracias mujeres AINI río NAYA, gracias asociación Comunidades Construyendo Paz en Colombia, ConpazCol, gracias organizaciones de Derechos Humanos, a las iglesias comprometidas con la paz y la no repetición, gracias a las universidades, a los estudiantes, a los comunicadores, a las organizaciones sociales, étnicas, por ser parte y apoyo en la búsqueda de los desaparecidos, la lucha contra la impunidad y las iniciativas concretas de protección del territorio y de nuestra casa común.

En memoria de Tulio Enrique Chimonja en Palestina Huíla reverdece la Zona de Biodiversidad La Esperanza, apuesta concreta de reconciliación, paz ambiental y no repetición.

Palestina Huíla,
Septiembre 4 de 2021

Colombia clama por la Vida, la Justicia y la Paz

Posted on Actualizado enn

09 de octubre 2020

“En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo, cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno, en nombre de Dios: Cese la represión”

(Monseñor Oscar Arnulfo Romero)

Mujeres y hombres, de la diversidad de género, personas y miembros de organizaciones y comunidades, defensores de la vida, creyentes de la justicia social y de la dignidad de los pueblos, quienes firmamos esta declaración, queremos manifestar nuestro profundo dolor ante el modelo de muerte que cada vez más se enquista en la realidad de la población colombiana.

Ante la situación de miedo, terror, miseria y desesperanza elevamos nuestra denuncia:

Desde la firma del Acuerdo Final de Paz, entre la exguerrilla de las FARC-EP y el gobierno colombiano, en noviembre de 2016, hasta el mes de agosto del 2020, son 1000 las personas asesinadas: líderes, lideresas sociales, de comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes, defensores-as de Derechos Humanos. También han sido asesinadas 227 personas que firmaron el Acuerdo de Paz, cifras recientemente registradas por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz- INDEPAZ. Sin embargo, el impacto podría ser mayor, dado que existe un subregistro.

Durante el 2020, según Indepaz, hasta el 21 de septiembre son 246 las personas que han sido asesinadas en 61 masacres. Dentro de las víctimas, hay un número considerable de jóvenes. La mayoría de los territorios donde han ocurrido coinciden con los sitios en donde hay presencia de la Fuerza Pública.

El escalonamiento del conflicto se viene dando en medio de las medidas de aislamiento y restricción por la crisis sanitaria del Covid-19, lo que también ha generado un aumento de las condiciones de empobrecimiento en el país, derivadas de la crisis económica.

El presidente de la República, haciendo uso de sus facultades constitucionales, en medio de la crisis sanitaria por el Covid-19, ha venido expidiendo más de 1180 decretos, los cuales no todos tienen relación con dicha situación, que lesionan y precarizan los Derechos Humanos Fundamentales (salud, seguridad social, trabajo, entre otros), favoreciendo a los grandes capitales nacionales e internacionales.

La movilización social y las acciones de protesta han sido reprimidas con violencia, por parte del gobierno, aumentando la estigmatización, los señalamientos y la persecución. Un panegírico a la doctrina del enemigo interno.

En el marco de las protestas generadas por el crimen del estudiante de derecho, Javier Ordoñez, a manos de miembros de la Policía Nacional, fueron asesinadas también, por agentes de esta institución, 13 personas de acuerdo al MOVICE.

Es evidente la polarización nacional que existe, a consecuencia de la parálisis de la implementación de lo acordado con las FARC. También urgente continuar la mesa de diálogo con el ELN. Las fuerzas políticas y económicas del gobierno de Iván Duque, afirman que no hay financiación para la implementación y señalan el acuerdo final como un pacto de impunidad. En contraste, sectores de las víctimas, organizaciones sociales, algunos partidos políticos y sectores económicos e incluso militares reclaman el cumplimiento e implementación del Acuerdo de Paz como una oportunidad histórica para contar la verdad y lograr los cambios y transformaciones que requiere Colombia.

Se avanza en instaurar un gobierno con características dictatoriales al pretender acabar con las cortes, concentrar los esfuerzos en militarizar los territorios, como la única forma de seguridad, aprobando la presencia de militares de Estados Unidos, sin haber pasado por la aprobación del Congreso colombiano, atacando desde el ejecutivo decisiones judiciales.

Hoy queremos elevar nuestro clamor al papa Francisco, al Consejo Mundial de Iglesias, a las diferentes relatorías de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que tienen que ver con los hechos que vienen sucediendo, a los países garantes del Acuerdo de Paz en Colombia, a la Federación Luterana Mundial, a la Comunión Reformada Mundial, a personas como  Adolfo Pérez Esquivel, Naomi Klein, Noam Chomsky, y, a todas y todos, quienes pueden levantar sus voces por la vida y la paz de Colombia.

Ante este panorama invitamos a unirse a nuestro clamor:

  • Para que el gobierno de Colombia genere las condiciones necesarias para garantizar el derecho sagrado a la vida: prevenir y detener el asesinato de líderes y lideresas sociales, defensores-as de Derechos Humanos y firmantes del Acuerdo final de Paz.
  • Para que puedan visibilizar el derrumbe del estado de derecho y que se pueda dejar constancia del desangre que se vive en Colombia
  • Para que se mantenga el equilibrio de poderes en perspectiva de un verdadero estado social de derecho
  • Para que haya una depuración y reestructuración de las Fuerzas Militares y policiales.
  • Para que el gobierno colombiano tome una decisión de fondo con el fin de garantizar el desmonte efectivo de estructuras sucesoras del paramilitarismo y restablecer la mesa de conversaciones con la guerrilla del ELN.
  • Pedimos visibilizar lo que sigue ocurriendo y se agudiza en nuestros territorios, confinamiento y desplazamiento forzado, afectaciones por minas antipersonal, bloqueos económicos, señalamientos, despojo territorial, daños ambientales, extractivismo.
  • Les invitamos a elevar cartas al gobierno colombiano, avanzar de inmediato por un acuerdo Humanitario que frene el escalamiento del conflicto.
  • Solicitamos la salida de los militares de Estados Unidos de territorio colombiano.
  • Ante tan difícil situación, les solicitamos a ustedes mantener dispuestos todos los mecanismos de monitoreo, alertas tempranas y estrategias de incidencia política, a gran escala, que nos ayuden a encontrar alternativas de vida, y podamos superar esta situación que vive nuestro país.

¡¡Por la Vida, la Justicia y la Paz de Colombia!!

Alianza CONVIDA20, CONPAZCOL, Mesa Ecuménica por la Paz, FOR Presente por la Paz, De la Guerra a la Paz, Comisión Construcción de Paz, No Violencia y Desmilitarización, Fundación Pueblo Indio del Ecuador, SICSAL, SOA Watch

Lamentamos el nombramiento de Felipe González como magistrado de la JEP

Posted on Actualizado enn

felipe-gonzalez

Varios lugares de Colombia,  28 de marzo de 2017

Movimientos de base, movimientos sociales, organizaciones y partidos políticos.

Somos una Red de Comunidades de base en Colombia que hemos construido en medio del conflicto armado propuestas de paz con justicia socio ambiental en 14 departamentos de Colombia, a pesar de las consecuencias de la violencia socio política y el modelo económico estamos y creemos en el Acuerdo Firmado entre la guerrilla de las FARC EP y el gobierno de Colombia

Creemos que es un momento histórico para una nueva Colombia, hemos visto la ausencia de España en el proceso de conversaciones, salvo evidentemente los aportes sustanciales de uno Enrique Santiago, de muchos grupos de solidaridad, recientemente a nombre del Tribunal europeo Álvaro Gil dentro del grupo de selección de los magistrados de la Jurisdicción Especial de Paz, JEP. Con sorpresa conocimos que Felipe González fuera elegido por el gobierno de Colombia como verificador internacional en el Acuerdo.

Esa lamentable decisión del gobierno de Colombia, de nombrar a Felipe González, creo que merece una Constancia y Censura, que lejos de hacer ruido, fortalecerá la legitimidad de quiénes creemos que la sociedad hacia la paz merece respaldos idóneos para la salvaguarda de los derechos de los más de 8 millones de afectados, de los cuales nosotros somos parte.

Fraterna y solidariamente
COMUNIDADES CONSTRUYENDO PAZ EN LOS TERRITORIOS

CONPAZ saluda el inicio de la mesa de diálogos entre Gobierno y ELN

Posted on Actualizado enn

Marcha de las flores
Foto: Contagio Radio

Varios lugares de Colombia,  7 de febrero de 2017

Señor

JUAN CAMILO RESTREPO
Delegación de Paz del gobierno de Colombia

Señor

PABLO BELTRÁN
Delegación de paz del ELN

Reciban un saludo fraterno con nuestras mentes y almas en que esta vez sea posible lograr un Acuerdo Definitivo que honre la memoria de nuestros asesinados, desaparecidos, torturados, desarraigados, afectados por el modelo de exclusión y destrucción ambiental-

Es nuestro propósito en esta nueva oportunidad de dirigirnos a ustedes para expresar nuestra alegría por este gran paso en la construcción de paz sustentable, sostenible, y duradera en nuestro país.

Estamos dispuestos a participar en los mecanismos que se habiliten para tal fin, sin sustituir la voz de nadie, sin imponer posiciones, si en la construcción de consensos sobre la base de lograr avances en materia de libertad de expresión, en la protección de derecho ambientales, en la motivación a que los responsables de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra enuncien la verdad, en la perspectiva de un proceso de reconciliación que suponga unas minimas condiciones de satisfacción de derechos básicos como la alimentación, el techo, la educación, la salud, la comunicación, el ambiente, las relaciones respetuosas entre hombres y mujeres, el respeto a diversas identidades.

Creemos que la participación ciudadana debe ser plural, debe permitir crear infraestructuras regionales con acceso al internet para seguir de cerca la dinámica de la mesa de La Habana. Los encuentros deben cruzar los temático con lo regional y los diferencial, deben ser espacio precisos no mayores a 3 días. Durante esas 24 horas de trabajo debe partirse, de : 1 Diagnóstico 2. Análisis de la situación causalidad y sistemas de interacción. 3, Propuesta de salida con viabilidad técnica y presupuestal consensuados 4. Ajustes normativos, ajustes culturales, ajustes financieros y sistemas de verificación de los resultados

Reiteramos la invitación a que se pueda definir durante los próximos 45 días un Cese Bilateral de Fuegos como lo propusimos desde 2015, de manera que los esfuerzos en desmonte de paramilitares, neoparamilitares, formas de pandilla sean erradicados y se planteen salidas de sometimiento con medidas sociales para las otras formas de violencia armada-

Sabemos que hay ya líneas rojas, y que los llamados techos fiscales y otras decisiones policiales y políticas contra las fuentes de vida obstaculizan la posibilidad de la cimentación de una paz integral, sin embargo, creemos que la mesa habilitara espacios precisos para definir las bases de unos Acuerdos que tengan vigencia en el próximo gobierno pero sobre todo que permitan enfrentar la crisis socio económica y cultural en que nos encontramos, pues estamos, convencidos que la sola satisfacción de las necesidades básicas no será un mejor proyecto de país, que el proyecto de país para ser cierto debe nacer de las almas y las mentes profundas que al ver la realidad tal como es, apuestan por un modo de reconciliación que reconoce la historia, que honra la vida y nos llama a la felicidad en un buen existir, el proyecto de país fundado en la ética de la bella vida

Con unidad espiritual en el día de hoy, con la hermandad que respeta las diferencias pero que se suma en lo sustancial, acompañamos este gran avance que representa la instalación de la mesa de diálogos en Quito, y esperamos que se permita nuestra participación directa

.

Con alegría,

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – CONPAZ –

Nuestra alegría de paz se empaña

Posted on Actualizado enn

marcha-de-las-flores101316_142

Varios lugares de Colombia, 24 de Noviembre de 2016

 JUAN MANUEL SANTOS

Presidente de Colombia

 RODRIGO LONDOÑO

Máximo mando de las FARC – EP en transición a la vida sin armas

Sociedad colombiana

Reciban un respetuoso y fraterno saludo.

Las 154 organizaciones y familiares de víctimas que conformamos la Asociación de Comunidades Construyendo Paz en los territorios, CONPAZ, nos alegramos hoy de la firma del acuerdo final  en Bogotá.

Los ajustes conocidos en la mañana de hoy demostraron lamentablemente que hay sectores militares protegidos por el alto gobierno que siguen empeñados en el negacionismo de las responsabilidades de mando, decisión contra los derechos de las víctimas y de la ética en lo acordado, a pesar de eso nosotros comprendemos que hay que avanzar. Sin embargo, se podrá avanzar bien, si quienes ostentan el poder institucional, los partidos, el sector empresarial cumplen su palabra sobre lo ya acordado y ponen en su corazón el sentimiento de la solidaridad por encima de la seguridad.
Nuestra alegría se empaña por la continuidad de operaciones neoparamilitares con intimidaciones, amenazas, atentados y asesinatos de la organización amiga Marcha Patriótica y casos anteriores del Congreso de los Pueblos, y el despojo violento al Campame to de Paz en Bogotá, símbolo de paz; con la continuidad de operaciones contra los derechos ambientales y sociales.
Vemos la realidad cómo debe ser vista. La construcción de la paz está fundada en un nueva sociedad, con la firma deben implementarse los mecanismos de garantías de no repetición.
Sabemos el temor infundado de actores privados, políticos, religiosos y castrenses a la verdad, la justicia y reparación, desde hoy decimos que si ese vano orgullo y prepotencia se mantiene no será posible la paz, y por el contrario un remedo de reconciliación que hará inviable la democracia y la convivencia en un país para todos.

Alegría que se empaña adicionalmente porque diversos sectores por convicciones ciegas quieren imponer su ser, su pensar y su actuar moral a toda la sociedad, irrespetando a sectores vulnerables o discriminados sus derechos los derechos de mujeres, de los LGTBI. A ellos que así piensan, les respetamos y los llamamos como compatriotas al respeto a las diferencias, porque esos sectores no quieren imponer ni valores morales ni modelos de familia, solo respeto a sus derechos, una democracia se funda en  el respeto a la diferencia.

Como personas y organizaciones que hemos sufrido y vivido directamente el rigor contra nuestros derechos por la persecución de Estado y las confrontaciones armadas, no queremos repetir estos hechos en nuestros territorios; esperamos en particular la sensatez y la generosidad de todos aquellos que han instigado, planificado y beneficiado de la violencia para que se abran a la verdad.

Estamos dispuestos y dispuestas a seguir aportando a la Construcción de una Paz estable y duradera con Justicia Socioambiental, económico y de género.

Comunidades Construyendo Paz (CONPAZ)

Blog:https://comunidadesconpaz.wordpress.com/

Twitter:conpaz_

Facebook: ComunidadesCONPAZ

Cel 3187347758

Apoyo masivo de organizaciones de víctimas y derechos humanos a la Jurisdicción Especial de Paz

Posted on

conpaz

Las organizaciones de víctimas agrupadas en el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) y las organizaciones de Derechos Humanos que conforman la Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos (CCEEU), La Plataforma de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, La Red de Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (Conpaz), Diálogo Intereclesial por la Paz (Dipaz), Coalición de Movimientos Sociales de Colombia (Comosoc) y la Mesa Ecuménica por la Paz expresan su respaldo al acuerdo firmado entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC – EP el pasado 26 de septiembre, especialmente a lo acordado en los derechos de las víctimas.

Comunicado firmado por las organizaciones