comunidades conpaz

Esclarecer y un ya al cese bilateral

Posted on Actualizado enn

Bogotá, 20 de Abril de 2015

COMUNICADO  PÚBLICO

Seguimos lamentando la muerte violenta de colombianos, sean soldados, guerrilleros, o habitantes urbanos y rurales por el desarrollo del conflicto armado y por violaciones de derechos humanos.

Estas muertes no pueden ser usadas para que se sigan sacrificando vidas humanas alimentando más alientos para la guerra, la guerra debe parar y la guerra es un negocio para unos.

Nosotros las víctimas queremos que pare el desangre y se abra una democracia con justicia socio ambiental por lo que valoramos  como muy importante que las FARC EP mantenga su decisión de cese unilateral y que el gobierno no solamente retome el cese de los bombardeos sino un cese unilateral de las Fuerzas Militares. El cese bilateral posibilitara el avance en la concreción de desminado y la integración de niños a las comunidades de origen u otras que elijan libremente sus familias.

El cese bilateral demostrará la voluntad real, nos ahorrara zozobras y más muertos y daños sociales y ambientales a nosotros los que habitamos en zonas de conflicto armado y a las fuerzas militares y policiales y guerrilleras. Tal vez es el momento que el presidente sea osado y redefina el principio de dialogar en medio del  conflicto armado o de suponer que lo que pasa en Colombia no afecta a la mesa de La Habana

Ese cese bilateral puede contar con nuestra veeduría y organismos nacionales e internacionales.
El Cese bilateral no es una pérdida de fuerza es la coherencia básica para que el diálogo con las FARC EP y el que se inicie con el ELN se haga creíble y real para nosotros las víctimas. Seria este un avance que  se desprenda del punto de víctimas que no se ha cerrado aún

Dado que muchos sectores castrenses y de poder ponen en duda las afirmaciones de las comunidades divulgadas por Contagio radio y Noticias Uno invitamos a las partes a que convoquen a los países garantes y acompañantes del proceso de paz a que conformen una comisión que esclarezca los hechos sucedidos en Cauca y formulen recomendaciones.

El proceso de terminación del conflicto no se debe limitar en plazos exprés, si en tiempos razonables que permita  terminar el conflicto armado,  sino también el conflicto social, político y cultural, existente  en Colombia, es buscar las garantías necesarias.

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ, Abril 18 de 2015

conpazcolombia@gmail.com

comunidadesconstruyendopaz@gmail.com

Tel 3187347758

Carta a Chiquita Brands

Posted on Actualizado enn

Colombia, 25 de septiembre de 2014

Chiquita Brands
Chiquita Brands

Señoras y señores accionistas de Chiquita Brands

Reciban un cordial saludo.

Somos la coalición de Comunidades Construyendo Paz en en los Territorios -CONPAZ- que articula desde hace 14 años a 110 procesos comunitarios de diversas regiones de Colombia que hemos sido víctimas del despojo de nuestras tierras, de asesinatos, desapariciones, torturas, ejecuciones extrajudiciales y del conflicto armado interno que desangra a nuestro país rural.

Como víctimas del conflicto armado, que optamos por la no violencia, en este momento estamos haciendo propuestas para la construcción de una paz duradera en nuestro país, en el escenario de los diálogos para la paz que se adelantan entre el gobierno de Colombia y las Guerrillas de las Farc y del Eln, iniciativas que comprenden propuestas de interacción con los actores privados.

Somos conscientes que ustedes como accionistas buscan que la compañía aumente sus utilidades y que asumen los principios de buenas prácticas y responsabilidad corporativa, mucho más, en este momento cuando están definiendo si la empresa entra a fundirse con la irlandesa Fyffes o si es parte de las brasileras Grupo Cutrale y el Grupo Safra.

En este contexto, nos vemos en la obligación moral de poner bajo la consideración de ustedes como mujeres y hombres, muchos de ustedes creyentes en Dios, como nosotros, la manera como ha intervenido en nuestras vidas y nuestros territorios, la compañía de la que ustedes son socios.

Dejamos en su consideración los siguientes hechos en el que está implicada Chiquita Brands.

1. A finales del año 1996 delegados de su compañía se reunieron en la ciudad de Medellín, departamento de Antioquia, Colombia,  con el máximo comandante paramilitar Carlos Castaño. La entrevista se realizó con la intermediación del empresario bananero, hoy detenido por paramilitarismo, Irving Bernal, y en la misma se acordó la suma que Chiquita Brands entregaría a los grupos paramilitares para garantizar la protección en las plantaciones en la región del Urabá. 

En 2009, la información la aportaron algunos socios de Chiquita Brands ante la Corte del Estado de la Florida en un proceso  por los pagos adelantados desde  1999 hasta 2004, período en que los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, estaban en la lista de grupos terroristas por parte del Departamento de Estado.

2. Así mismo,  el 5 de noviembre de 2001, se conoció públicamente que un cargamento de 3.400 fusiles AK 47 y 5 millones de municiones transportados en el buque Waterterloo destinado a los paramilitares, éste desembarcó en el puerto privado de la empresa Chiquita Brands, ubicado en el puerto de Zungo, municipio de Carepa, Antioquia.  El puerto de la compañía Chiquita Brands era el único privado del país, en  ese  momento, siendo parte de una zona franca para operar cargue y descargue de mercancías. Así la compañía facilitó la operación de tráfico de armas.

3. Compañías, tales como Unibán y Banacol,  a las que Chiquita Brandas ha comprado y probablemente les sigue comprando fruta y con las cuáles también ha adelantado diversos tipos de transacciones, están implicadas en denuncias por entregar aportes económicos a grupos paramilitares y en la actualidad, contra lo ordenado por la Corte Constitucional, se encuentran adelantando operaciones de promoción de cultivos y compra de plátano en territorios colectivos de comunidades violentadas, desplazadas y despojadas en Curvaradó, Jiguamiandó, Pedeguita y Mancilla, y La Larga Tumaradó. Este uso de la propiedad campesina con toda ilegalidad se realizó luego de que fueran asesinados o desaparecidas cerca de 160 miembros de esas comunidades, 150 crímenes cometidos por paramilitares y militares y 10 por la guerrilla de las FARC .

La protección armada ilegal pagada, la facilitación del desembarque de armas, la persistencia de relaciones con empresas implicadas en paramilitarismo por parte de Chiquita Brands, ha hecho posible la destrucción de nuestras vidas con violaciones de derechos humanos y nuestros territorios con daños ambientales. En consecuencia,   cualquier compañía que adquiera la empresa asumirá esta responsabilidad histórica, de una imagen negativa y de responsabilidades penales. 

Sin embargo, apelando a su conciencia, también a la responsabilidad social corporativa; les proponemos a ustedes accionistas:

1. A partir del reconocimiento de responsabilidad que hicieron en los Estados Unidos por lo que pagaron una multa de 25 millones de dólares  al financiar grupos terroristas, les solicitamos hacer un reconocimiento público de responsabilidad por los crímenes que el patrocinio a las estructuras paramilitares provocó en nuestras comunidades. Hasta el momento solo hicieron ese pago en su país, pero han desconocido que ese patrocinio significó la destrucción de nuestras vidas, del tejido comunitario, el despojo de nuestras tierras. No estamos solicitando reparación económica, estamos solicitando un reconocimiento público de su responsabilidad a través de medios masivos de información, en el que se hable del daño moral y material que nos han causado.

2. Solicitar a las compañías Fyffes, Cultrale y Safra una declaración pública sobre si sus políticas de intervención en Colombia asumirán los principios voluntarios de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y empresas transnacionales para la garantía de los derechos territoriales, a la verdad, a la justicia, a la reparación integral, a un medio ambiente sano, en los lugares donde adelante sus operaciones; y que declare,  si se compromete o no a colaborar, con todos los recursos a su alcance, en la investigación, el esclarecimiento y la sanción de los responsables de la implicación de Chiquita Brands con los grupos paramilitares de nuestro país.

3. En la medidas en que muchos de ustedes, los socios, no fueron enterados de las actuaciones de los directivos de Chiquita Brands implicados en los hechos señalados, les solicitamos enviar una comunicación al Fiscal General de la Nación de Colombia, Eduardo Montealegre, requiriéndole celeridad en las investigaciones que se siguen en la entidad por la intervención de la empresa Chiquita Brands, Banacol, Uniban y otras compañías bananeras, de modo que se esclarezca y sancione las responsabilidades individuales de quienes están vinculados en los crímenes y despojos provocados por los aportes que hiciera la compañía a los grupos paramilitares en nuestro país.

Agradecemos que en este momento decisivo de la vida de la compañía se tenga en cuenta nuestras apreciaciones,

Atentamente,

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios -CONPAZ-

Colombia, September 25, 2014

Carta en ingles:

Dear Chiquita Brands shareholders:

Please accept our cordial greeting.

We are the coalition of Communities Constructing Peace in the Territories- CONPAZ-for fourteen years representing 110 community processes from diverse regions of Colombia that have been victims of the dispossession of our land, assassinations, disappearances, torture, extrajudicial killings and the internal armed conflict that has bled the country’s countryside.

Currently, as victims of the armed conflict from which we have declared our separation and commitment to non-violence, we are making proposals for the construction of a lasting peace in our country, within the context of the peace dialogues that are ongoing between the Colombian government and the Farc and Eln guerrillas, initiatives that include proposals that interact with private actors.

We are aware that as shareholders you seek for the company to increase its assets and assume best practices and corporate responsibility principles, and more so, at this juncture when the question of the company merging with either the Irish Fyffes or Brazilian Cutrale and Safra Groups is being defined.

Within this context, we have a moral obligation to raise for your consideration, as women and men, and many of you as believers in God, like ourselves, the manner in which the company with which you partner has intervened in our lives and our territories.

We submit for your consideration the following occurrences that involve Chiquita Brands:

  • At the end of 1996, delegates from your company met with the highest paramilitary commander, Carlos Castano, in the city of Medellin, within Antioquia province, Colombia.  The interview took place with Irving Bernal, today jailed for paramilitarism, serving as the mediator to the banana company, and there it was decided the sum that Chiquita Brands would deliver to paramilitary groups in order to guarantee protections on plantations in the Uraba region.

       In 2009, on trial before the Florida State Court, some Chiquita Brands associates shared the      

       information about payments put forth from 1999 to 2004, a time period when the paramilitary                                  

       Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, were on the Department of State list of terrorists

       groups.

  • Similarly, on November 5, 2001, it became publicly known that a shipment of 3,400 AK 47 rifles and 5 million ammunitions destined for paramilitaries were transported in the Waterterloo barge and unloaded in Port Zungo, Carepa municipality, Antioquia.  Chiquita Brands’ port was the only private port in the country at this time, being part of the free trade zone that operated for the loading and unloading of merchandise.  As such, the company facilitated arms trafficking.
  • The companies from which Chiquita Brands has bought and possibly still buys its fruit and with which it has advanced diverse types of business transactions, like Uniban and Banacol, are implicated in denouncements for providing economic support to paramilitary groups and currently, against orders from the Constitutional Court, are advancing operations to promote crops and buy plantain in territory collectively held by victimized communities who were displaced and dispossessed from Curvarado, Jiguamiando, Pedeguita y Mansilla, and La Larga Tumarado.  This totally illegal use of farmer property was suffered after more than 160 members of these communities were killed or displaced and 150 crimes at the hands of paramilitary and military actors, and 10 at the hands of FARC guerrillas were committed.

The illegal armed protection paid for by Chiquita Brands, its facilitation of weapons unloading, and its persistent relationship with companies connected to paramilitaries, made possible the destruction of our lives with violations of our human rights and territorial rights with environmental damage.   As a result, any of the companies that acquire your company will assume historical responsibility including, the company’s negative image and judicial responsibilities.

However, appealing to your conscience and also to the [the principles] of corporate social responsibility, we propose the following to shareholders:

  • Given the recognition of responsibility for financing terrorist groups that led to the payment of a 25 million dollar fine in the United States, we solicit that there be public recognition of the responsibility of the company for the crimes that its sponsorship of paramilitary structures brought to our communities.  To date, this fine was paid in your country, but it has not been recognized that this sponsorship resulted in the destruction of our lives, of our community fabric, and the dispossession of our lands.  We are not soliciting economic reparations, we are asking for public recognition of responsibility communicated through the media, in which the moral and material damage caused us is spoken of.
  • We solicit that the companies Fyffes, Cultrale and Safra make a public declaration that in its business in Colombia it will voluntarily assume the United Nations principles on human rights and transnational companies for the protection of the rights to territory, truth, and justice, to integral reparations, and to a healthy environment where it will conduct operations; and that they declare if they are committed or not to collaborating, with all the resources within its reach, in the investigation, clarification, and sanction of those responsible for involving Chiquita Brands with paramilitaries in our country.
  • In the event that many of you, as investors, were not aware of the actions of Chiquita Brands directors implicated in the events mentioned, we ask that you send a letter to the National Attorney General of Colombia, Eduardo Montealegre, imploring him to accelerate the investigations that are ongoing about the intervention of Chiquita Brands, Banacol, Uniban and other banana companies, so that the responsibility of individuals tied to the crimes and displacements provoked by the economic support that the company made to paramilitary groups in our country can be clarified and sanctioned.

We are most grateful that our considerations be taken into account in this decisive moment in the history of the company.

Sincerely,

                     Communities Constructing Peace in the Territories -CONPAZ-

  • Asociación Agroecológica Esther Cayapú, ASOESCA, Trujillo, Valle.

  • Asociación Agroecológica de familiares de víctimas de Playa Rica – ASAVIP – Trujillo, Valle.

  • Asociación Agroecológica Koinonía – ASOKOINONÍA, Trujillo, Valle.

  • Asociación Campesina Bien Andante, Sucre, Cauca

  • Asociación Campesina Agroecológica Huerto Renacer, Sucre, Cauca.

  • Asociación Campesina en la memoria de Dumar Aljure, Mapiripán, Meta.

  • Asociación Consejo Regional del Pueblo Nasa del Putumayo-KWE’SX KSXA’W constituido por:

  • RESG. KIWNAS ÇXHAB (ALTO LORENZO), Puerto Asís.

  • RESG. NASA ÇXHAB, Puerto Asís.

  • CABILDO KSXA’W NASA (ALTO DANUBIO), Puerto Asís.

  • CABILDO SA’T TAMA, Puerto Asís.

  • CABILDO KWE’SX KIWE, Puerto Asís.

  • CABILDO NASA FXI’W (LA LIBERTAD), Puerto Asís.

  • CABILDO KIWE NXUSXA (LAS DELICIAS), Puerto Asís.

  • CABILDO YU’ LUUÇX – LAS MINAS, Puerto Asís.

  • CABILDO YU’KH ZXIÇXKWE (SELVA HERMOSA), Puerto Caicedo.

  • CABILDO KIWE U’KWE, Puerto Caicedo.

  • CABILDO KWE’SX TATA WALA, Puerto Caicedo.

  • CABILDO PKID KIWE (LOS GUAYABALES), Puerto Caicedo.

  • CABILDO KWE’SX NASA ÇXAYU’ÇE (ALTO COQUETO) Puerto Caicedo.

  • CABILDO YU’ ÇXIHME (EL LIBANO), Puerto Caicedo.

  • RESG. SEK KAANXI THÄ’ KIWE ALPES ORIENTALES-LA FLORESTA-ALTO COQUETO, Constituido por las comunidades:

  • SEK KAANXI THÄ’ KIWE, Puerto Caicedo

  • KITE KIWE, Puerto Caicedo

  • CAMPO ALEGRE, Villagarzón

  • SANTA ROSA DE JUANAMBU, Villagarzón

  • CABILDO ÇXHAB WALA, Villagarzón.

  • CABILDO THÄ’ TADX KIWE (LOMA REDONDA), Villagarzón.

  • CABILDO ALTO SINAI, Villagarzón.

  • RESG. JERUSALEN, SAN LUIS ALTO PICUDITO, Constituido por las comunidades:

  • JERUSALÉN, Villagarzón.

  • SAN LUIS ALTO PICUDITO, Villagarzón.

  • CABILDO JUAN TAMA, Puerto Guzmán.

  • MÜHM KIWE (LOS GUADUALES), Puerto Guzmán.

  • RESG. JXKASE KIWE (EL DESCANSO), Puerto Guzmán.

  • CABILDO CERRO GUADUA, Puerto Guzmán.

  • RESG. YU’ UKWE KIWE (AGUADITAS), Puerto Guzmán.

  • RESG. TXITX UKWE KIWE (PORVENIR – LA BARRIALOSA), Puerto Guzmán.

  • RESG. LA FLORIDA, Mocoa.

  • CABILDO KJWEN TAMA LUUÇXWE’SX (HIJOS DE JUAN TAMA), Mocoa.

  • RESG. NASA UH(LOS GAVILANES), Jardines de Sucumbíos, Ipiales Nariño.

  • CABILDO KWE’SX KIWE, Orito.

  • CABILDO NASA TKUYMATEWE’SX, Orito.

  • CABILDO ALTO SUSPISACHA, Piamonte – Cauca.

  • CABILDO KIWE ZXIÇXKWE (TIERRA LINDA), Valle del Guamuéz.

  • CABILDO KIWE U’SE (NUEVA PALESTINA), Valle del Guamuéz.

  • CABILDO NASA KIWE, Puerto Leguízamo.

ZONA DE RESERVA CAMPESINA REPRESENTADA POR LA Asociación de Desarrollo Integral Sostenible Perla Amazónica “ADISPA”, Puerto Asís Putumayo, constituida por:

  • Juventud Raíces de Dignidad. Perla Amazónica “JURADIPA”.

  • Mujeres Semilleros de Paz, Vereda La Piña.

22 Juntas de Acción Comunal:

  • Puerto Playa.

  • Guadalupe.

  • Toayá.

  • Bajo Cuembí.

  • Agualongo.

  • Angosturas.

  • Camios.

  • Chufiyá.

  • Belén

  • Buen Samaritano

  • Comandante

  • La Rosa

  • Sevilla

  • Bajo Mansoyá

  • Baldío

  • Bocana del Cuembí

  • La Piña.

  • La Frontera.

  • La Española.

  • Bajo Lorenzó.

  • San Salvador.

  • La Juvenil.

  • Asociación de Familias víctimas de desplazamiento forzado de Argelia, Cauca.

  • Asociación de Familias víctimas de ejecuciones extrajudiciales “Sembradores de Paz”, San Antonio, Inza, Cauca.

  • Asociación de Productores Campesinos, (ASOPROC) Zona Bananera Magdalena.

  • Asociación de Trabajadores del Campo (ASOTRACAMPO), Galapa – Atlántico.

  • Asociación de Víctimas de la Violencia de Rio Sucio, CLAMORES, Municipio de Turbo, Antioquia.

  • Comunidad Civil de Vida y Paz, CIVIPAZ, municipio de El Castillo, Meta.

  • Comunidad de Vida y Trabajo “La Balsita”, municipio de Dabeiba, Antioquia.

  • Comunidades de Autodeterminación Vida y Dignidad, CAVIDA, municipio Riosucio, Chocó.

  • Comunidades de Santa Rosa del Limón y Vigía del Curvaradó, Carmen del Darién, Chocó.

  • Consejo Comunitario del Río Naya.

  • Consejo Comunitario del Río Jiguamiandó.

  • Consejo Comunitario La Gloria, Buenaventura.

  • Consejo Comunitario La esperanza, Buenaventura.

  • Espacio Humanitario Puente Nayero, La Playita-Buenaventura.

  • Familia Martínez, Finca la Alemania, municipio de San Onofre, Sucre.

  • Familia Mausa, Blanquicet y Municipio Carmen de Bolívar, Bolívar.

  • Familias de los Consejos Comunitarios que habitan en Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de Curvaradó y Jiguamiandó, municipio Carmen del Darién, Chocó.

  • Familias del Consejo Comunitario de Bijao, Onofre en Pedeguita y Mansilla.

  • Familias del Consejo Comunitario La Caucana, Buenaventura.

  • Familias del Consejo Comunitario de Nueva Unión en Pedeguita y Mansilla.

  • Familiares de Fredy Mosquera, ejecutado extrajudicialmente, cauca.

  • Fundación de Desplazados y Personas Vulnerables(FUNDAPAD) Zona Bananera – Magdalena.

  • Resguardo Humanitario Ambiental – Urada Jiguamiandó, So Bia Drua, Pueblo Embera, municipio Carmen del Darién, Chocó.

  • Resguardo Humanitario y Biodiverso Santa Rosa Guayacán Pueblo Nonam, Buenaventura, Valle.

  • Zonas de Biodiversidad “Grupo Porvenir”, Puerto Asís, Putumayo.

  • Zona de Biodiversidad El Triunfo Ancurá-Putumayo

  • Zona de Biodiversidad La Gurrera, Ancurá-Putumayo

  • Zona de Biodiversidad Buenavista, Nariño

Zona de Biodiversidad, Pitalito Huila, Memoria desaparecidos.

Velo Vé el periódico que teje la palabra en esperanza

Posted on Actualizado enn

El periódico escolar Velo vé, es una propuesta de comunicación popular y alternativa que nace del proceso de Educación Propia de la Asociación de familias de los consejos comunitarios de Curvaradó, Jiguamiandó, Vigia del Curvaradó, Pedeguita y Mansilla y la Larga-Tumaradó, integrantes de CONPAZ, iniciado en el año 2013. Es el espacio de las y los estudiantes, y de las comunidades que construyen paz en los territorios, para poner en palabras propias, esas historias, verdades y narraciones que no se han contado desde los territorios colectivos de las comunidades afromestizas. A partir de relatos, memorias, y costumbres se plasman hechos y acontecimientos de la vida cotidiana, como víctimas del desplazamiento forzado en el Bajo Atrato Chocoano.

Velo vé teje la palabra para convertirla en esperanza, en medio de un territorio colectivo que se reconstruye desde la dignidad, para visibilizar otras realidades y mundos posibles que se están re-haciendo desde el pacifico colombiano.

Invitados a leer nuestro Periodico Velové

Decidimos erradicar la violencia y las estructuras paramilitares de nuestro espacio ancestral

Posted on Actualizado enn

Espacio Humanitario La Playita
Espacio Humanitario La Playita

Compartimos la carta de nuestros amigos del espacio humanitario en Buenaventura, integrantes de CONPAZ,

Las 290 familias, aproximadamente 1.000 personas entre niñas, niños, jóvenes, hombres y mujeres que luego de desmontar la casa de “Pique” que tanto terror y daño causó en nuestra calle, decidimos erradicar la violencia y las estructuras paramilitares de nuestro espacio ancestral, desde el 13 de abril, constituyendo el Espacio Humanitario de Puente Nayero, en el Barrio La Playita de Buenaventura.

La iniciativa ha sido dinámica pues erradicar la presencia paramilitar ha tenido altos costos pues no hemos contando con el respaldo debido del Estado 2 familias desplazadas, 11 líderes amenazados de muerte, 45 amenazas contra nuestro Espacio Humanitario, más de 30 ingresos de paramilitares,, agresiones verbales e intimidaciones de paramilitares; 7 amenazas de picar a líderes, lideresas, miembros de la comunidad y acompañantes, 3 amenazas de colocar explosivos al Espacio Humanitario y al vehículo de protección de la U.N.P asignado a las y los defensores de DD.HH de Justicia y Paz de Bogotá; 5 amenazas recibidas contra los defensores y defensoras de DD.HH , 2 señalamientos y falsas acusaciones una por parte de la policía que dice que somos “república independiente” y otra en la que se informa a líderes sociales que un Coronel ® de apellido Mojica, dice que él se encarga de sacar a los de Justicia y Paz; un caso de tortura por parte de la policía; una desmovilización de cuatro paramilitares que conocimos, pero con muchas irregularidades; nueva presencia paramilitar a menos de 100 metros del Espacio Humanitario en Piedras Cantan, hechos ocurridos desde el 13 de abril hasta la fecha en total impunidad y ninguna corrección de la policía ni de la Fuerza Naval.
 
Llevamos 97 días en el Espacio Humanitario, hemos vivido una posibilidad de evitar que nuestros hijos e hijas sean involucrados en el accionar paramilitar; hemos sacado a paramilitares que pretenden asentarse de modo permanente en nuestra calle; hemos vuelto a recuperar nuestros espacios cotidianos de vida y esparcimiento; hemos podido dormir más tranquilos, hemos hecho celebraciones de la memoria; hemos pintado los sueños y los deseos en mándalas, en pinturas tradicionales; hemos vuelto a salir a las calles rompiendo los muros invisibles; hemos orado en distintas creencias afirmando el derecho a la paz y al territorio.

 Sabemos de los intereses que hay detrás de esa violencia, los negocios del tráfico de drogas, y sobre todo la imposición de un modo de vida para la construcción del Malecón Turístico y su cadena hotelera, mientras nosotros los pobladores y verdaderos dueños somos desconocidos en el derecho a la tierra y nuestras propuestas eco turísticas desconocidas por los mercaderes del territorio 
 
A pesar de todo continuamos esperando que el Estado cumpla con sus responsabilidades en materia de protección, con el control perimetral desde los cinco puntos identificados, la iluminación del espacio, la instalación de cámaras, la asignación de los vehículos para el transporte de los niños y niñas hasta sus colegios y de los líderes, así como la implementación de los esquemas individuales solicitados ante la unidad nacional de protección.
 
Solicitamos al gobierno nacional se garantice la labor de defensa de los DD.HH, de todas y todos los miembros de la Comisión Justicia y Paz, de modo que nuestro proceso de no violencia, defensa de la vida y del territorio continúe adelante; solicitamos el desmonte inmediato de las estructuras paramilitares que controlan militar y socialmente los barrios vecinos al Espacio Humanitario y reiteramos la exigencia para que instituciones como el ICBF, el ministerio del Interior y los entes gubernamentales del nivel nacional intervengan de manera integral para superar las secuelas y daños dejados por el accionar paramilitar en nuestra comunidad.

A las embajadas y organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los DD.HH visitar el Espacio Humanitario para conocer nuestra propuesta de vida, dar seguimiento al papel de la fuerza pública y las autoridades locales en el cumplimiento de la constitución y la ley, de modo que no persista en ningún barrio de Buenaventura el control paramilitar, la desaparición forzada, el desplazamiento forzado, el desmembramiento o “pique” de personas, así como el despojo territorial, y el desarrollo de proyectos portuarios, turísticos y de infraestructura vial en los que no se nos garantiza ni la consulta, ni nuestra permanencia en el territorio.
 
Las 350 niñas y niños, las 300 adolescentes y jóvenes y los 300 adultos que habitamos el Espacio Humanitario de Puente Nayero, ratificamos nuestro compromiso por seguir construyendo la cultura de la no violencia y contamos con su solidaridad y acompañamiento para exigir que la labor de promoción y defensa de los DD.HH se garantice para la Comisión de Justicia y paz y todos sus integrantes,
 
Esperamos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronuncie sobre nuestra situación.


 
Atentamente,

 
Espacio Humanitario Puente Nayero,

Integrante de CONPAZ

2º Carta abierta a James Rodriguez

Posted on Actualizado enn

james-rodriguez-seleccion-colombia-mundial-sub-20-ap-03082011-620x250

julio 21 de 2014

Un tiempo complementario queremos, para dialogar

Apreciado James

Un abrazo virtual, pero fraterno, deseamos que haya podido disfrutar de la alegría, del calor del hogar, de su raíz, sin las presiones de un mundial.

Queremos manifestarle que nos alegramos con el triunfo de Catherine Ibarguen, una hermana afrocolombiana, de las poblaciones negadas o estigmatizadas por la violencia, y esperamos que a través suyo,  le haga llegar nuestro mensaje de alegría pues no la hemos conseguido en la red social de twitter manifestarle nuestra alegría.

Hemos respetado estos días para su reencuentro familiar, pero ya que hemos conocido de su eventual contratación para otro equipo en España, un equipo de gran renombre, queremos felicitarle, no sin expresar que los ancestros le acompañen, para mantener su humildad y su amor por nuestro país y por el fútbol honesto que usted ha cultivado hasta hoy.

Su llegada a Colombia y todo el equipo a Bogotá, demostró los sentimientos de esperanza que han significado  para nuestro país y esto a pesar de odiosas exclusiones a medios para informar, demostración espontánea que la expresión colectiva supera las ambiciones individuales. Para ser uno se puede ser pero otros o con otros, que si bien la búsqueda de la felicidad depende de lo que uno siembre, esta no es posible sino en otro y con otro.

Nosotros estuvimos conociendo de su llegada, en algunos casos en medio de amenazas de muerte, en otros en medio de hostilidades entre las fuerzas militares y las guerrillas, otros exiliados en Bogotá, porque ni siquiera ese domingo nos fue posible estar tranquilos, verlos o escucharles con esa alegria que vivieron muchos colombianos.

Nos alegramos con el resto del país y con el mundo del fútbol como expresión de sueños y de armonía, de estimulo del esfuwrzo y del trabajo entre varios.  Hoy que su gol contra Uruguay,  gol de equipo, ha sido calificado como el mejor sentimos alegría por usted, por su familia, por la selección, por Colombia y por el fútbol.

Hoy el presidente habló a los parlamentarios de lo que ustedes expresan como parte de nuestra nacionalidad, las expectativas son muy grandes en el presente y el futuro sobre ustedes, compartimos la idea que ustedes expresan el proyecto colectivo, la humildad en un compromiso por ser mejores y hasta ahora manteniendo el respeto  de las individualidades en lo colectivo.

Pero no siempre todo es alegría o justicia por aquellos mares turbulentos del poder usted no fue elegido como el mejor jugador y esto a pesar de los comentarios de expertos, más allá de los aficionados. Así pasa y por eso, como no pasamos a cuartos de final, las derrotas, los fracasos nos sirven para afirmar.

A nosotros la violencia nos golpea, como los engaños y las mentiras con que nos quieren destruir o negociar las aguas, los bosques, extraer los minerales, exterminar animales porque no están pensando en el bien de la humanidad, en el equipo que somos los humanos sino en su propio beneficio. Pero nosotros en Trujillo, en el Ariari, bajo Atrato, Ciénaga, Buenaventura, Putumayo, Nariño, Huila, Dabeiba,  sin guayos o con ellos, seguimos jugando por la madre tierra y con la madre tierra, por alimentos sanos, por ambiente y ecosistemas por la humanidad y esto a pesar de la violencia y de los que desde otro lado, quieren enriquecerse con el juego turbio para sus propios intereses, sin contar con los del país y la humanidad.

Públicamente, en nombre de más de 110 organizaciones,  víctimas del conflicto armado y por fuera del conflicto por el hecho de ser simplemente civiles organizados por la vida y el territorio, en nombre de nuestros asesinados, nuestros desaparecidos forzados, de nuestros torturados, de la madre tierra afectada por operaciones de muchas empresas que niegan nuestros derechos, de los millares de desplazados de nuestra red de comunidades, le reiteramos, antes de que viaje, una reunión en el sitio y la hora que usted nos indique, seguimos atentos a un guiño, para nuestro presente y el futuro  del país que deseamos, reiteramos nuestra solicitud para encontrarnos.

James, no le queremos presionar ni poner un peso de responsabilidad que no le corresponde, solo queremos que nos escuche, seguimos atentos a su respuesta en  @conpaz_ y conpazcolombia@gmail.com, solamente requerimos lo que dura un tiempo suplementario, de no tener tiempo personalmente nos gustaría hablar por skype, en la cuenta: conpazcolombia

Con esperanza,

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ

     

Asociación Agroecológica Esther Cayapú, ASOESCA, Trujillo, Valle.

Asociación Agroecológica de familiares de víctimas de Playa Rica – ASAVIP – Trujillo, Valle.

Asociación Agroecológica Koinonía – ASOKOINONÍA, Trujillo, Valle.

Asociación Campesina Bien Andante, Sucre, Cauca

Asociación Campesina Agroecológica Huerto Renacer, Sucre, Cauca.

Asociación Campesina en la memoria de Dumar Aljure, Mapiripán, Meta.

Asociación Consejo Regional del Pueblo Nasa del Putumayo-KWE’SX KSXA’W constituido por:

RESG. KIWNAS ÇXHAB (ALTO LORENZO), Puerto Asís.

RESG. NASA ÇXHAB, Puerto Asís.

CABILDO KSXA’W NASA (ALTO DANUBIO), Puerto Asís.

CABILDO SA’T TAMA, Puerto Asís.

CABILDO KWE’SX KIWE, Puerto Asís.

CABILDO NASA FXI’W (LA LIBERTAD), Puerto Asís.

CABILDO KIWE NXUSXA (LAS DELICIAS), Puerto Asís.

CABILDO YU’ LUUÇX – LAS MINAS, Puerto Asís.

CABILDO YU’KH ZXIÇXKWE (SELVA HERMOSA), Puerto Caicedo.

CABILDO KIWE U’KWE, Puerto Caicedo.

CABILDO KWE’SX TATA WALA, Puerto Caicedo.

CABILDO PKID KIWE (LOS GUAYABALES), Puerto Caicedo.

CABILDO KWE’SX NASA ÇXAYU’ÇE (ALTO COQUETO) Puerto Caicedo.

CABILDO YU’ ÇXIHME (EL LIBANO), Puerto Caicedo.

RESG. SEK KAANXI THÄ’ KIWE ALPES ORIENTALES-LA FLORESTA-ALTO COQUETO, Constituido por las comunidades:

SEK KAANXI THÄ’ KIWE, Puerto Caicedo

KITE KIWE, Puerto Caicedo

CAMPO ALEGRE, Villagarzón

SANTA ROSA DE JUANAMBU, Villagarzón

CABILDO ÇXHAB WALA, Villagarzón.

CABILDO THÄ’ TADX KIWE (LOMA REDONDA), Villagarzón.

CABILDO ALTO SINAI, Villagarzón.

RESG. JERUSALEN, SAN LUIS ALTO PICUDITO, Constituido por las comunidades:

JERUSALÉN, Villagarzón.

SAN LUIS ALTO PICUDITO, Villagarzón.

CABILDO JUAN TAMA, Puerto Guzmán.

MÜHM KIWE (LOS GUADUALES), Puerto Guzmán.

RESG. JXKASE KIWE (EL DESCANSO), Puerto Guzmán.

CABILDO CERRO GUADUA, Puerto Guzmán.

RESG. YU’ UKWE KIWE (AGUADITAS), Puerto Guzmán.

RESG. TXITX UKWE KIWE (PORVENIR – LA  BARRIALOSA), Puerto Guzmán.

RESG. LA FLORIDA, Mocoa.

CABILDO KJWEN TAMA LUUÇXWE’SX (HIJOS DE JUAN TAMA), Mocoa.

RESG. NASA UH(LOS GAVILANES), Jardines de Sucumbíos, Ipiales Nariño.

CABILDO KWE’SX KIWE, Orito.

CABILDO NASA TKUYMATEWE’SX, Orito.

CABILDO ALTO SUSPISACHA, Piamonte – Cauca.

CABILDO KIWE ZXIÇXKWE (TIERRA LINDA), Valle del Guamuéz.

CABILDO KIWE U’SE (NUEVA PALESTINA), Valle del Guamuéz.

CABILDO NASA KIWE, Puerto Leguízamo.

ZONA DE RESERVA CAMPESINA REPRESENTADA POR LA Asociación de Desarrollo Integral Sostenible Perla Amazónica “ADISPA”, Puerto Asís Putumayo,  constituida por:

Juventud Raíces de Dignidad. Perla Amazónica “JURADIPA”.

Mujeres Semilleros de Paz, Vereda La Piña.

22 Juntas de Acción Comunal:        

Puerto Playa.

Guadalupe.

Toayá.

Bajo Cuembí.

Agualongo.

Angosturas.

Camios.

Chufiyá.

Belén

Buen Samaritano

Comandante

La Rosa

Sevilla

Bajo Mansoyá

Baldío

Bocana del Cuembí

La Piña.

La Frontera.

La Española.

Bajo Lorenzó.

San Salvador.

La Juvenil.

Asociación de Familias víctimas de desplazamiento forzado de Argelia, Cauca.

Asociación de Familias víctimas de ejecuciones extrajudiciales “Sembradores de Paz”,  San Antonio, Inza, Cauca.

Asociación de Productores Campesinos, (ASOPROC) Zona Bananera Magdalena.

Asociación de Trabajadores del Campo (ASOTRACAMPO), Galapa – Atlántico.

Asociación de Víctimas de la Violencia de Rio Sucio, CLAMORES, Municipio de Turbo, Antioquia.

Comunidad Civil de Vida y Paz, CIVIPAZ, municipio de El Castillo, Meta.

Comunidad de Vida y Trabajo “La Balsita”, municipio de Dabeiba, Antioquia.

Comunidades de Autodeterminación Vida y Dignidad, CAVIDA, municipio Riosucio, Chocó.

Comunidades de Santa Rosa del Limón y Vigía del Curvaradó, Carmen del Darién, Chocó.

Consejo Comunitario del Río Naya.

Consejo Comunitario del Río Jiguamiandó.

Consejo Comunitario La Gloria, Buenaventura.

Consejo Comunitario La esperanza, Buenaventura.

Espacio Humanitario Puente Nayero, La Playita-Buenaventura.

Familia Martínez, Finca la Alemania, municipio de San Onofre, Sucre.

Familia Mausa, Blanquicet y Municipio Carmen de Bolívar, Bolívar.

Familias de los Consejos Comunitarios que habitan en Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de Curvaradó y Jiguamiandó, municipio Carmen del Darién, Chocó.

Familias del Consejo Comunitario de Bijao, Onofre en Pedeguita y Mansilla.

Familias del Consejo Comunitario La Caucana, Buenaventura.

Familias del Consejo Comunitario de Nueva Unión en Pedeguita y Mansilla.

Familiares de Fredy Mosquera, ejecutado extrajudicialmente, cauca.

Fundación de Desplazados y Personas Vulnerables(FUNDAPAD) Zona Bananera – Magdalena.

Resguardo Humanitario Ambiental – Urada Jiguamiandó, So Bia Drua, Pueblo Embera, municipio Carmen del Darién, Chocó.

Resguardo Humanitario y Biodiverso Santa Rosa Guayacán Pueblo Nonam, Buenaventura, Valle.

Zonas de Biodiversidad “Grupo Porvenir”, Puerto Asís, Putumayo.

Zona de Biodiversidad El Triunfo Ancurá-Putumayo

Zona de Biodiversidad La Gurrera, Ancurá-Putumayo

Zona de Biodiversidad Buenavista, Nariño

Zona de Biodiversidad, Pitalito Huila, Memoria desaparecidos.

COMUNIDADES CONSTRUYENDO PAZ EN LOS TERRITORIOS 

Correo – comunidadesconstruyendopaz@gmail.com

Twitter:conpaz_

Nos sentimos esperanzados por la decisión del Episcopado

Posted on

Si algo hay que creer es en la posibilidad de la paz, más allá de está maldita guerra y de está injusticia estructural que nos tiene excluidos, empobrecidos y amarrados a los designios, no propiamente divinos, de los que usan la fuerza para proteger su riqueza mal habida, para ampliarla y usan de la mentira para la destrucción de nuestros territorios.

Nosotras y nosotros más de 110 comunidades locales y grupos de familias victimas del Estado y de conflicto armado, de empresas privadas que desconocen los derechos protegidos nacional e internacionalmente, que destruyen el ambiente, en memoria de nuestros desplazados, asesinados, torturados, desaparecidos, y destruida nuestra madre tierra, saludamos la elección de la Conferencia Episcopal Colombiana de Monseñor Augusto Castro como presidente de la misma.

Creemos que es una decisión que significa otro apoyo para que sea posible la terminación del conflicto armado basado en otra democracia, donde seamos reconocidos en nuestros derechos con justicia social y respeto a las fuente de vida como aguas, páramos, árboles y condiciones para un buen existir.

Muchos de nosotros somos creyentes, en un nuevo país, somos seguidores e inspirados en los valores humanistas, de justicia y ambientales, que están en el evangelio, aunque mouchos no seamos ni católicos, ni cristianos explicitamente, pero somos parte de un pueblo creyente, en nuestra memoria colectiva y en nuestros rituales y experiencias espirituales diversas, por es valoramos con mucha felicidad esa decisión de la iglesia católica colombiana.

Solicitamos respetuosamente, a Monseñor Castro una audiencia en su despacho, para dar a conocer nuestras iniciativas y propuestas para las construcción de la paz con justicia social y con los derechos a a verdad, a la justicia y a la reparación protegidos, que estamos dando a conocer a la sociedad, al gobierno, a las guerrillas de las FARC, del ELN y del EPL-
Abogamos porque las diversas expresiones cristianas y otras confesiones, se sumen sus iniciativas macroecuménicas por la paz en Colombia.

Comunidades Construyendo Paz en los Territrios

Carta abierta de CONPAZ en marco de los Foro sobre derechos de las víctimas

Posted on Actualizado enn

Conpaz
Conpaz

 Al gobierno Nacional, a las guerrillas de las FARC, del ELN y del EPL, y a la sociedad.

“Nos duele recordar, pero más nos duele olvidar, la memoria debe llevar a la transformación no a la venganza, a la imaginación no al desquite, a la vida y las libertades, no a la muerte”.

 “Nosotros nos sentimos impotentes con todo lo que nos pasó, los victimarios deberán sentir eso que sentimos nosotros, pero también nos hemos sobrepuesto para seguir haciendo otro país”.

“sufrimos daños irreparables, si no nos pasa todo esto nosotros a esta fecha seriamos otros”

 Quizás como ha jugado Colombia en este mundial de fútbol en Brasil, podamos ser un proyecto de país distinto. Un país donde nunca más se vuelva a repetir lo que hemos vivido, donde el juego sea repartido, el balón sea distribuido entre todos y todas, y que todos nos sintamos parte de una selección, en donde negros, indígenas, mestizos, habitantes de las ciudades y del campo nos sintamos orgullosos de ser parte de una misma nación, porque hay democracia y justicia integral, ese es el mejor homenaje que nos podemos dar y podemos dar a millones de víctimas del Estado y del conflicto armado que hemos padecido.

Los saludamos en memoria de nuestros asesinados, torturados, desaparecidos, el desplazamiento forzado, de los perseguidos judicialmente con montajes, de lo que hemos vivido, y las múltiples violaciones de nuestros derechos a nuestras vidas, a los territorios y a las fuentes de vida que han ocurrido, unas claramente en desarrollo del conflicto armado y otros por fuera del conflicto armado, la mayoría de ellas.

Les escribimos y participamos en este Foro no con la pretensión de hacer cuentas cobro sino llenos de esperanza de que por fin será posible una nueva vida para nuestro país, conscientes de que la mejor reparación  es el reconocimiento de responsabilidad y la constitución de un Estado justo y democrático para todas y todos en los que los derechos de los que  hemos sido violentados, los derechos a la verdad, a la justicia y la reparación sean respetados.

La convocatoria de éste Foro es importante, pero no debe ser el único mecanismo de participación para la discusión de esta problemática que es transversal al resto de puntos como es el de participación y territorio.

Los derechos que demandamos como víctimas el derecho a la verdad, a la justicia y la reparación integral no se resuelve sin decisiones políticas que enfrenten la ausencia de mecanismos eficaces de participación, y sin el respeto a los derechos territoriales, protección y apoyo de las iniciativas de protección, producción, preservación territorial que significan adopción de políticas coherentes para el arraigo y la calidad de vida integral, de los seres humanos y comunidades y de la naturaleza biológica.

Nosotros hemos padecido la violencia del Estado. Dentro de nuestras comunidades hemos vivido el desplazamiento forzado a causa de operaciones militares por aire, por tierra y por agua, sin que haya guerrilla en nuestros territorios, o en otros casos, bajo el pretexto de persecución de la guerrilla sea de las FARC o del ELN. Por eso hemos sido asesinados, desaparecidos, torturados, bombardeados, desplazados, perseguidos injustamente, judicialmente con base en documentos de inteligencia militar o policial o hemos sido arrasados por estrategias de tipo paramilitar, desarrollado por estructuras estatales. Algunas veces por militares disfrazados como paramilitares, otras en combinación de militares con paramilitares y otros con el campo de los paramilitares protegido por los militares

Nosotros hemos sido víctimas del Estado por reclamar el derecho a la tierra, por proteger el territorio habitado, a veces titulado, o individual o colectivamente, o por expresarnos pacífica y civilmente en diversas manifestaciones religiosas, políticas, ambientales demandando nuestros derechos a la vida, al territorio, a la alimentación, a la expresión, a un ambiente sano. Estos ataques oficiales se han dado con la existencia y sin la existencia de la guerrilla para lograr asegurar los intereses de actores privados, empresas multinacionales o nacionales, que tienen intereses de explotación o extracción, montaje de obras de infraestructura y agronegocios.

Evidentemente, en segundo lugar, hemos sido víctimas de confrontaciones armadas, que nos han impedido la libre movilización, que han causado muertes de algunos de los integrantes de nuestras comunidades y eventualmente desplazamientos forzados temporales. Aquí la responsabilidad ha sido de las fuerzas estatales y las guerrillas.

Y en tercer lugar, hemos sido víctimas de la violencia guerrillera cuando ésta ha amenazado han hostigado o a juzgado bajo sus normas a personas civiles a quienes considera como parte de las fuerzas estatales o paraestatales.

Al mirar el conjunto de las violencias es muy significativo aceptar una lamentable realidad en nuestras comunidades, el Estado se ha vuelto contra nosotros, en esta larga violencia, ha violado nuestros derechos humanos, ha cometido crímenes de lesa humanidad contra nuestras comunidades, sus violaciones han sido contra nosotros poblaciones inermes. Esta violencia con la fuerza ha hecho que el Estado pierda su legitimidad, y que su identidad de autoridad se haya vuelto de terror, de barbaridad. Sus crímenes son cuantitativa y cualitativamente mayores que los cometidos por las guerrillas e insistimos se han cometido por fuera del desarrollo del conflicto armado.

Las fuerzas militares nos comprenden como enemigos internos, mucho más, si somos comunidades organizadas que exigimos nuestros derechos, a los militares los actores políticos les han enseñado eso, les han aprobado una doctrina que les enseña a torturar, a desaparecer, a ejecutar extrajudicialmente, a cambiar las escenas de sus crímenes, a desarrollar campañas cívico militares.

En desarrollo de la guerra de guerrillas se han cometido abusos, infracciones graves al derecho humanitario y ejecuciones extrajudiciales por parte de estas, entre otras, amenazas.

Conforme a nuestra memoria histórica denuncias y demandas, el 90% de torturas y de asesinatos es responsabilidad del Estado. EL 99% de las desapariciones es responsabilidad del Estado. El 90% del desplazamiento forzado es por parte del Estado y el 10 % restante por parte de las guerrillas. El despojo es 95% propiciado por el Estado.

Hoy desde esa realidad que debemos reconocer, que debemos discutir para sacar adelante nuestro país, más que para asumir culpas, para asumir responsabilidades y en enderezar de los raíz lo torcido, las más de 110 comunidades y organizaciones locales y regionales que somos parte de Comunidades Construyendo Paz desde los territorios, CONPAZ,  desde hace 14 años, consideramos como imperativo ético y político hoy las siguientes decisiones:

  1.  Cese bilateral del fuego.

A nosotros nos duele y nos continúa llenando de desesperanza el que nuestros territorios existenciales sean espacios físicos para la persecución a nosotros afros, mestizos e indígenas, habitantes rurales; nos afecta el hecho que bajo el pretexto de la persecución a las guerrillas, se nos bombardee, se nos bloque o se continúen violando derechos humanos o que en desarrollo de las hostilidades en una guerra desigual se continúen cometiendo infracciones al derecho humanitario-

Una garantía la vida de todas y de todos, para creer,  para expresarnos, para habitar en tranquilidad y sin zozobra, para sentir  la posibilidad de la solución del conflicto armado es un cese bilateral del fuego. Respecto al pasado posibilitará realizar un ejercicio de memoria colectiva y frente al presente evitará más heridos o más muertos civiles, militares, policías y guerrilleros, todos ellos nacionales, con la sangre de éste mismo país

Este cese bilateral debe ser para que podamos acometer acciones para la búsqueda y hallazgo de nuestros desaparecidos, para el hallazgo e identificación de fosas, para el mapeo de minas, para acciones humanitarias con los injustamente detenidos en las cárceles, para el cese de amenazas y de hostigamientos, todo como parte de un Acuerdo Especial.

Un cese bilateral además de las condiciones psicológicas que generará brindará condiciones para el desarrollo de iniciativas y procesos de memoria colectiva en la construcción de la paz con justicia social y ambiental.

Ese Cese Bilateral debe permitir reconocer que personas naturales, pequeñas, medianas y grandes empresas continúan con el acaparamiento de tierras por parte de empresarios y terratenientes, por medio de la estrategia militar y paraestatal, lo que ha ocasionado desplazamientos forzados, asesinatos, destierro, pérdidas culturales, daños psicológicos, la ruptura del tejido social, violando el derecho fundamental de la soberanía alimentaria, favoreciendo y enriqueciendo a estas estructuras para que continúen implementando los mismos mecanismos de muerte a la población campesina, indígena y afrodescendiente en todo el territorio nacional como lo vivimos no será posible creer que estamos en camino hacia la paz. Si las extorsiones del movimiento guerrillero persisten a esas empresas se seguirá alimentando la guerra, por eso se requiere un cese bilateral e integral al fuego para resolver de fondo eso asuntos y acompasarlos desde nuestras realidades con lo que se discuta y acuerde en las mesas de conversación.

 Les decimos respetuosamente: al presidente Santos y a las guerrillas que colocamos a su disposición nuestros territorios para que se inicien experiencias piloto de Cese Bilateral del fuego y de hostilidades. Presidente Santos arriésguese, militares crean, no somos sus enemigos, guerrillas confíen en nuestra propuesta.

 

  1. Desmonte de las lógicas de enemigos internos.

 Lamentablemente las fuerzas institucionales han sido educadas y formadas en el pensamiento de un enemigo interno al que hay que derrotar y desde esa premisa se ha aprobado la violación de derechos humanos y dentro de esos mecanismos de violación tortura, desaparición, ejecución extrajudicial, montajes judiciales, desplazamiento, se ha usado el paramilitarismo. Esa lógica de lo encubierto ha sido militar, política, económica y cultural y ha desarrollado mecanismos de asegurar su continuidad en la impunidad, en el mantenimiento del poder político y económico o en la protección de intereses políticos y económicos, hacerse a la riqueza y al poder político.

Así que urge el desmonte de las lógicas de operación paramilitar que aún se encuentra en sectores militares, policiales, de agencias de inteligencia, de políticos y de empresarios.

3. Discusión sobre la Comisión de la verdad:

 Como procesos organizativos y comunidades víctimas, vemos necesario, que se  conozca la verdad de todo lo sucedido en nuestro país con las violaciones de derechos humanos y el conflicto armado ¿Qué paso? ¿Por qué paso? ¿Quiénes se beneficiaron? ¿Quiénes participaron?, ¿Qué ha sucedido con las investigaciones?, ¿Cómo y qué debe ser reparado?

Desde estas preguntas construimos nuestra propuesta de Comisión de la Verdad la cual dimos a conocer el día 4 de Abril de 2014, y que se inició con la Comisión Ética de la Verdad en el año 2000 con el apoyo de la Comisión de Justicia y Paz.

Esta iniciativa no sustituye el derecho a la justicia, pero desde la Comisión Ética ya arroja resultados e iniciativas importantes en materia de justicia como por ejemplo, la creación de Tribunales Especiales para a Paz, la redefinición de la conducta penal como pensada en una sanción carcelaria, una serie de modificaciones para la posibilidad del deber de la memoria.

Hoy urge una decisión de gobierno de protección de archivos, de recuperación de los archivos del DAS, que se han extraviado y otras medidas de protección de declaraciones de los exparamilitares en la ley 975, en la Corte Suprema de Justicia y en procesos de justicia ordinaria.

Nuestra propuesta de Comisión de la Verdad no solo comprende a quienes usaron las armas para defender y proteger al Estado si no a quienes legislaron, ordenaron, legitimaron, hostigaron, instigaron con ropaje civil. Igualmente, en el caso de los alzados en armas.
Esta es nuestra propuesta de Comisión de la Verdad

4 .Propuestas y reflexiones sobre  Justicia e Impunidad

: la mayoría de las violaciones de Derechos Humanos, crímenes de Lesa Humanidad, las graves infracciones al Derecho Humanitario, cometida por estructurales estatales se encuentran casi en total impunidad, con excepción de dos casos. Las infracciones al derecho humanitario, atentados a la vida, a la integridad cometidos por las guerrillas, casi todos han sido investigados y sancionados.

Los daños ambientales y sociales, se encuentran en la impunidad.

Desde nuestra perspectiva hemos ido construyendo iniciativas que fortalecen el sentido de la justicia desde lo comunitario. Pero nosotros hemos ido encontrando que la cárcel no corrige, puede ser que intimide pero no más, que restringa muy parcialmente unos derechos a los sentenciados, pero no cambia ni las personas ni la instituciones.

Incluso, los lugares de reclusión tienen privilegios, y se sigue delinquiendo desde las cárceles. En este sentido, proponemos un  cambio al modelo de justicia existente una vez  conociendo que el  modelo imperante  está diseñado para proteger a los victimarios y señalar a las víctimas, que  quienes tienen dinero y poder pueden cambiar la justicia a su beneficio.

Es por ello,  que estamos proponiendo cambiar modelo de las cárceles por constitución de espacios temporales de contrición, de reconocimiento de responsabilidad y de sanción comunitaria, luego de que los responsables tanto armados como civiles políticos, empresarios sean juzgados por un Tribunal Especial para la Paz

Los victimarios deberán ir a las comunidades donde se sucedieron los hechos y asumir responsabilidad frente a las víctimas y realizar trabajos comunitarios utilizando trajes que recuerden el porqué de su sanción y el reconocimiento de los hechos.

La creación de espacios de la memoria (monumentos, casa de memoria, museos, escuelas centros de memoria) en las ciudades, pueblos y comunidades y la realización de las conmemoraciones anuales en todos los lugares donde se presentaron hechos violentos, donde se reivindiquen las víctimas.

Las instituciones educativas deben de crear asignaturas en la que se mantenga viva la historia de las víctimas.

Nosotros y nosotras como víctimas del Estado en el marco del conflicto armado, exigimos que la justicia transicional se aplique a todos los responsables que participaron en los hechos tanto materiales como intelectuales, y planificadores  y estos sean obligados a que cuenten toda la verdad de sus acciones en las que participaron.

Como CONPAZ trabajaremos propuestas de justicia para enfrentar la impunidad estructural que hemos vivido. Nosotros y nosotras como CONPAZ  no  estamos de acuerdo  con  el  fuero militar, ni justicia penal militar

5 Reparación integral y cambios a la ley 1448.

Debe conformarse una comisión independiente, con participación de organizaciones de víctimas para que sea evaluada la aplicación de la ley de víctimas y de restitución de tierras.

Esta ley tiene serias limitaciones en materia de reparación, Dada la prioridad de preservar los derechos de la economía de mercado, de los derechos del sistema fiscal ha convertido la reparación en una mercancía, en una reducción a una indemnización de limosna y a la reparación, en una palabra para una estrategia de mercadeo.

La Unidad de víctimas se ha convertido en un ente burocrático, que desconoce realidades, que estigmatiza y en muchos casos protege despojadores, una cosa son las palabras y otras las realidades, en lo concreto, las víctimas no somos reparadas colectivamente, no se respeta nuestras diferencias culturales, y podamos recuperar los espacios de encuentro y esparcimiento que fueron destruidos para reparar los lazos sociales en las comunidades y barrios. (Parques, tiendas, esquinas).

La ley de víctimas suma lo que es responsabilidad del Estado Social con la indemnización y desconoce la comprensión integral de derechos destruidos. Urge un estudio en donde se especifique qué tipos de atención para qué tipos de afectación (social, humano, ambiental, económico, espiritual, cultural y psicológico) y la reparación de estos daños  se está haciendo por parte del gobierno en esa ley 1448

El Estado debe comprender que la mejor reparación posible y real es la constitución de un Estado Social de Derecho, y esto significa: una verdad real e integral en una Comisión de la Verdad,  un estatuto de desarrollo rural moderno con respeto a los derechos humanos y ambientales y articulado con políticas urbanas del buen existir con alimentación y ambiente sano para los habitantes de las ciudades; un desembolso de recursos para la implementación de propuestas agroecológica y de etno educación de nuestras comunidades desde primaria hasta universidades, una modificación en el sistema de salud y una posibilidad de asignación de emisoras y de canales de televisión a nuestras comunidades y organizaciones, y la implementación de nuevos y eficaces mecanismos de participación social y política, y un cambio y revisión de los tratados de libre comercio.

6 Sobre los proyectos de desarrollo:

Consideramos que el Gobierno Nacional debe asumir  como obligatorios los principios  Rectores sobre las empresas y los derechos humanos conocidos como principios Ruggie. La aplicación de los mismos llevara a la creación de criterios y de políticas públicas que posibiliten el desarrollo de iniciativas que demuestran nuestras capacidades y potencial que requieren Empresas respetuosas de derechos humanos y del ambiente.

Del mismo  modo recibimos con beneplácito la  recién aprobada resolución de la ONU para la investigación  a empresas vinculadas con crímenes de lesa humanidad  cometidos en nuestros territorios. Esperamos  que se pueda desarrollar  a favor de nuestros pueblos.

Las 110 comunidades  y familiares de víctima que hacemos parte del CONPAZ  hemos elaborado y desarrollado propuestas de agroecología que no han contado con recursos eficaces del Estado ni de actores privados para su implementación.

7 Propuestas de participación como CONPAZ.

Nosotros y nosotras deseamos participar activamente en la búsqueda de la paz con justicia social y como víctimas somos parte fundamental en este proceso y como víctimas sujeta de Derecho. En numerosas ocasiones hemos solicitado reunión con el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo con el fin de que conozca nuestra organización y poder presentar nuestras propuestas, sin que esto sea posible. Por esto reiteramos esta solicitud.

El Gobierno Nacional instalo el Consejo Nacional de Paz el día 28 de Mayo de 2014, desde que nos enteramos de esta posibilidad hemos solicitado asiento para participar en este espacio de contribución a la paz.

Proponemos a las organizaciones de víctimas, a las organizaciones de paz y derechos humanos, al sector empresarial a que desarrollemos durante el segundo semestre cinco Malokas por la paz, y luego cinco Embarcaciones por la Paz, en los que durante jornadas de tres días, en emisión por medios institucionales y medios virtuales, en 5 regiones abordemos lo que debería ser una política para la paz y un proyecto de país donde se asiente la paz. Estas Malokas deben desarrollarse en cinco regiones del país con los siguientes temas: Para el país qué soñamos con paz, que políticas deben ser realizadas en materia de derecho a la verdad y a la justicia; en materia ambiental y de hidrocarburos; en materia de educación, cultura y medios de información; en materia de salud y de vivienda; en materia de producción limpia de alimentos y de agroecología; en materia de seguridad urbana y rural; derecho a la protesta y/o seguridad humana y de relaciones internacionales.

La paz es mía, es tuya, es nuestra. La paz es un deber y un derecho, la justicia integral es el único principio que hará realidad los derechos de nosotros las víctimas y los de la paz sustentable, sostenible y duradera.

A todas y todos gracias por escucharnos, hagamos creíble y real la esperanza, reconocimiento espacial por su escucha a Colombianas y Colombianos por la Paz y muy especialmente a la Comisión de Justicia y Paz y las y los integrantes de la Comisión Ética de la Verdad.

CONPAZ

Villavicencio, 4 de julio de 2014