Mes: noviembre 2019

Se agudiza situación de indígenas desplazados en Buenaventura. Urge atención integral, diferencial y retorno con garantías.

Posted on Actualizado enn

Se agudiza situación de indígenas desplazados en Buenaventura, urge atención integral, diferencial y retorno con garantías.

27 familias del pueblo waunaan, Resguardo Chag Pie Tordó, Municipio de Litoral de San Juan, Chocó, completan 33 meses desplazados en Buenaventura, en condiciones de no atención integral y diferencial y sin mínimas condiciones de retorno por parte del gobierno nacional, el departamento del Chocó y del Municipio Litoral de San Juan. La situación de hacinamiento, desnutrición, afectación espiritual, temor por la violencia paramilitar de Buenaventura, desempleo, no prácticas de producción y medicina tradicional, agudiza el riesgo de muerte física y cultural de las familias, desplazadas en Buenaventura desde el 20 de febrero de 2017, luego de haber sido afectados por reclutamiento forzado de menores, bombardeos, militarización, ametrallamientos y uso de bienes civiles en el territorio colectivo.

En el tema del retorno, desde su llegada a Buenaventura hace 33 meses las familias Waunaan han manifestado y ratificado su voluntad para retornar en condiciones de dignidad y protección al territorio, sin embargo, la institucionalidad del gobierno y del Estado, responsable de garantizarlas no ha asumido sus obligaciones constitucionales y legales, pese a una acción de tutela que falló a favor de las familias indígenas.

A casi 3 años de resistencia en Buenaventura, las autoridades de los 3 cabildos desplazados,han participado de todas las reuniones convocadas por autoridades e instituciones locales y departamentales sin lograr respuesta concreta que garantice condiciones de protección y dignidad para resistir como desplazados y para agilizar el retorno.
La grave situación obligó a que 33 de las 60 familias que salieron desplazadas el 20 de febrero de 2017, tuvieran que retornar de manera voluntario y sin ninguna garantía a su territorio.
Las 27 familias restantes hacen un llamado urgente al gobierno departamental y municipal en cabeza de los nuevos mandatarios para que garanticen el retorno lo más rápido posible.

A las organizaciones de Derechos Humanos, al ministerio público y organizaciones de apoyo humanitario hacer lo propio para acompañar y dar seguimiento a su situación.

#Buenaventura: Infantería de Marina retiene y amenaza de muerte a afronayeros.

Posted on Actualizado enn

Donaldo Zuluaga
foto: Donaldo Zuluaga

INFANTERÍA DE MARINA DE BUENAVENTURA RETIENE Y AMENAZA CON “ASESINAR Y LEGALIZAR” A DOS AFRONAYEROS, UNO DE ELLOS MENOR DE EDAD. FISCALÍA SE NIEGA A RECIBIR LA DENUNCIA.

El pasado martes 5 de noviembre de 2019, a las 4 am, en jurisdicción del muelle turístico del Distrito de Buenaventura, unidades de infantería de marina a bordo de dos embarcaciones militares tipo piraña, retuvieron durante 1 hora, a SEBERIANO NUÑEZ de 34 años de edad y al niño OLMER ANGULO HINESTROZA de 16 años, miembros del Consejo Comunitario de la Comunidad Negra del Río Naya, a quienes intimidaron con disparos, amenazaron con “matarlos” y “legalizarlos como rateros y guerrilleros”. El incidente se presentó minutos después de haber salido del muelle del Espacio Humanitario Puente Nayero, Barrio La Playita, comuna 4 de Buenaventura, con destino al Corregimiento de Puerto Merizalde, en el río Naya, dada su labor de motorista de transporte fluvial.
SEBERIANO como motorista y OLMER como acompañante se encontraban a bordo de un bote de fibra de vidrio de color azul con verde y rayas blancas, con un motor fuera de borda 75 HP, que al pasar por el lado de los botes de la infantería de marina fueron requeridos para un control. Desde el momento que fueron requeridos por los militares, el bote fue amarrado a un extremo de la embarcación militar, luego de ello vinieron los insultos, los cuestionamientos de porqué habían madrugado tanto, la orden a SEBERIANO de que se quitara la camisa, la intimidación haciendo al menos 10 disparos de fusil y los señalamientos de que eran rateros y guerrilleros a los que debían matarlos y legalizarlos. De los 6 militares presentes, uno de ellos salió en defensa de los afronayeros y según el testimonio de las víctimas, su intervención evitó que este incidente hubiese terminado en una ejecución extrajudicial o “falso positivo”.

A las 5 am fueron trasladados hasta estación de la armada, ubicada frente al muelle turístico, donde permanecieron retenidos hasta las 11 am, al no encontrar ninguna irregularidad fueron dejados en libertad.

A las 3 pm, SEBERIANO se acercó a las instalaciones de la fiscalía general de la nación en el Distrito de Buenaventura a colocar la respectiva denuncia, sin embargo, la funcionaria de turno no la recibió con el argumento de que sin pruebas y más concretamente sin los nombres de los militares, no se podía hacer la denuncia.

SEBERIANO y OLMER son afrocolombianos del territorio colectivo del río Naya y gozan de medidas cautelares de protección otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por las que el Estado Colombiano, debe garantizar la protección de sus vidas y el respeto a su integridad física.

El Consejo Comunitario del Río Naya como autoridad máxima del territorio, miembro de la red de víctimas CONPAZ, comprometidos en la construcción de paz y la no repetición del conflicto armado y las violaciones a los Derechos Humanos en el territorio, solicita a las autoridades competentes, investigar y sancionar según la constitución y la ley a los militares que intentaron consumar este nuevo caso de falsos positivos y abrir un proceso disciplinario a la persona de la fiscalía que se negó a recibir la denuncia.