Asamblea regional por la vida y la permanencia en el territorio

Posted on

Naya ColombiaRío Naya, mayo 18-20, 2018

Durante 2 días, 700 personas entre niñas-os, mujeres, jóvenes y adultos del Territorio Colectivo y de la región del pacífico nos encontramos en la Comunidad de Puerto Merizalde, en el pacífico medio para honrar la vida de nuestros hermanos Obdulio Angulo Zamora, Hermes Angulo Zamora, Simeón Olave Angulo e Iber Angulo Zamora exigiendo el respeto a su vida e inmediata liberación, respeto a nuestro territorio, a nuestras autoridades y a nuestra jurisdicción étnico territorial.

El territorio se hizo altar de la memoria por la vida, con rituales propios del pueblo negro, indígena y campesino, el culto a la vida entre alabaos y marimbas, con voces de mujeres indígenas en honor a la Vida ante la violencia y el favorecimiento a los intereses económicos extractivos y del mercado global sin derechos de la Vida.

 

COMO PUEBLO NEGRO, INDÍGENA, CAMPESINO, MANIFESTAMOS Y EXIGIMOS:

Se agudiza la guerra y la violación de Derechos Humanos en el pacífico por incumplimiento del Gobierno y el Estado Colombiano con medidas de protección acordadas con el Consejo Comunitario del Río Naya en el marco de las medidas cautelares de la CIDH y por la no implementación del acuerdo de paz del Teatro Colón en toda la región del pacífico.

Experimentamos un fracaso de la reincorporación por la irresponsabilidad del Gobierno, sin eficacia para dar respuesta a los excombatientes.

La vida es sagrada, el territorio es familia, es comunidad, es garantía de vida en dignidad.  La paz no es posible sin el reconocimiento al territorio, sin el respecto y apoyo integral a nuestros planes de vida étnicos y colectivos, y su implementación en los PDETS.

El Naya es parte de este Territorio Región del Pacífico y los pueblos indígenas y negros hemos protegido el territorio resistiendo al sistema esclavista, hemos resistido al conflicto armado interno y resistimos a la guerra por los intereses económicos que hoy llenan de muerte nuestros territorios.

En honor de nuestras víctimas, de los asesinadas y/o desaparecidas, reafirmamos a la JEP, a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y a la Unidad De Búsqueda que sesionen en nuestro territorio.

Exigimos la adopción de medidas eficaces para que nuestros 5 desaparecidos sean devueltos, los necesitamos ya de regreso en el territorio, en el seno de sus familias y comunidad.

Exigimos al Gobierno nacional implementar el acuerdo para la terminación del conflicto, avanzar lo más pronto posible con el cese bilateral y acuerdo definitivo con la guerrilla del ELN.

Llamamos al Estado a buscar fórmulas expeditas para el sometimiento a la justicia de las estructuras neoparamilitares como las AGC en fórmulas acordes con el propósito de la verdad y l reconciliación.

Exigimos que en nuestros territorios se respete a cabalidad la consulta previa, libre e informada y nuestra decisión de no aceptar la mega minería.

Exigimos respeto a nuestra jurisdicción propia de administración y gobernanza en el territorio y nos reafirmamos en la vida, la alegría, la esperanza y la libertad.

Exigimos al Estado Colombiano garantías reales de protección para líderes y lideresas que trabajamos en la defensa de los Derechos Humanos, étnicos y colectivos.

Exigimos a la fuerza pública presente en el territorio, respeto y cumplimiento al principio de distinción en el marco del Derecho Internacional Humanitario, no haciendo uso de bienes civiles, ni ubicándose dentro de las viviendas o al lado de la población civil.

Las 64 comunidades del Consejo Comunitario del Río Naya, el Resguardo Esperara Siapidara de Joaquincito Río Naya, continuaremos en asamblea permanente hasta que el Estado y el Gobierno Nacional responda por nuestros hermanos desaparecidos.

Agradecemos el apoyo y acompañamiento de organizaciones nacionales e internacionales de Derechos humanos, a las organizaciones sociales y de víctimas, a las instituciones civiles y eclesiales que contribuyeron al desarrollo de nuestra asamblea, a los pueblos de nuestra región pacífico por su movilización activa, física y espiritual, a todas y todos los sentimos presentes y conectados.

En el Naya y en el pacífico tenemos conciencia de que somos UBUNTU, de que SOY PORQUE SOMOS y de que el cambio está en nuestras manos, en nuestra capacidad organizativa y en la conciencia para seguir tomando decisiones en coherencia con nuestros planes de vida ancestrales y comunitarios que defienden la vida y el territorio.

 

¡Porque la vida no se vende, se ama y se respeta!

 

Puerto Merizalde, Rio Naya, mayo 20 de 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s