Mes: septiembre 2015

Jurisdicción Especial para la Paz, algunas de nuestras primeras preguntas e inquietudes en esperanza

Posted on Actualizado enn

santos (1)

Varios lugares de Colombia, 24 de septiembre de 2015

 

Señor Presidente

JUAN MANUEL SANTOS

 Señor

TIMOLEÓN JIMÉNEZ

Comandante Máximo de las FARC EP

 Señor

NICOLAS RODRÍGUEZ BAUTISTA

Comandante Máximo del ELN

 Ref.: Nuestra alegría ante el Acuerdo sobre Jurisdicción Especial para la Paz, algunas de nuestras primeras preguntas e inquietudes en esperanza

 Reciban un respetuoso y también fraterno saludo, en memoria de nuestros asesinados y desaparecidos, del dolor de los sobrevivientes de la tortura, desplazamiento, desarraigo, destrucción ambiental, abusos sexuales, y de la esperanza de la construcción de una democracia en paz con justicia socio ambiental.

El avance en materia de justicia en el día de hoy llamado Jurisdicción Especial para la Paz, JEP,  como parte del Sistema Integral de Verdad, Reconciliación y no repetición, que se acordó entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC EP nos llena de profunda alegría. Este es un avance sustancial al pasar de un modelo eminentemente punitivo a uno restaurativo, en el que hemos creído y formulado propuestas nacidas desde nuestras comunidades en lo local y lo regional, y que aún siguen sin conocerse por ausencia de escenarios para tal efecto.

Un avance en este sentido, del que somos parte, ha sido el reconocimiento de responsabilidad de las FARC EP con nuestros hermanos de Bojayá, proceso en el que estamos empeñados en lograr experiencias demostrativas de derecho reparativo, así como otras experiencias, aún desconocidas e inéditas en este mismo sentido que se han desarrollado por exigencia de las comunidades con las guerrillas de las FARC EP y del ELN.

Esta disposición no la hemos percibido de la misma manera por parte del Estado, se enuncian los reconocimientos de responsabilidad derivados de Sentencias internas o las del Sistema Interamericano, como expresiones en este sentido, pero las víctimas tenemos que decir, que esos reconocimientos no han sido reales, pues las prácticas estatales siguen siendo despectivas y contradictorias con los propósitos reparatorios, y las enunciaciones de perdón son una expresión muy formal poco sentida.

Justo cuando se firmaba ayer la JEP, las comunidades de Cacarica asociadas en CAVIDA, denunciaban las operaciones paramilitares en el bajo Atrato, y la forma como una decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la operación “Génesis”, continúa desconociendo la incompatibilidad de la ley 1448 con la indemnización individual ordenada.

 La JEP es una posibilidad para que las víctimas, el movimiento de derechos humanos, el movimiento social en su conjunto, seamos parte activa en la afirmación del derecho a la verdad, a la justicia y a las garantías de no repetición con la presentación de todas nuestros casos.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios